jueves, 12 de noviembre de 2009

ASÍ LO SIENTO

Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear,
saber gozar y sufrir
y no dormir sin soñar.
Descansar, es empezar a morir.
                                Gregorio Marañón

Ayer agarró mi mano entre las suyas y todos los afectos se abrían paso por escapar de mis poros. Con el gesto sentí que sobran las palabras. Que los sentimientos desbordan su significado y que se quedan cortas. Que he de borrar todas las frases y reinventarlas de nuevo. Y como contarlo no sé, mejor me limito a sentirlo. Y siento. Siento que lo quiero. Sé que tengo su cariño… desde niña, y él sabe de mi debilidad por él. Reconforta saberse querida por alguien a quien se admira.
Y también le debo. Porque me enseñó a querer lo que siempre fue su pasión. Gramática, Ortografía, y por supuesto Literatura enseñadas con mimo y recogidas por mí con el mismo cuidado con que se recoge una pieza de cristal entre las manos.
Es un hombre bueno, nunca le vi hacer nada con maldad, y siempre predispuesto a echar una mano a quien la solicite…, y aunque algunas veces se vio traicionado por los avatares de la vida, jamás guardó rencor procurando ver siempre el lado positivo de las cosas.
Admiro su vitalidad, su forma de enfrentarse a la vida, su lucha por mantenerse en ella a pesar de los momentos en que las fuerzas parecen agotadas y las ilusiones perdidas.
Incansable luchador. Es todo un personaje de Nueva Carteya, nuestro pueblo. Conocido y respetado por todos. Pero para mí, sólo es mi tío Antonio, y así lo siento y así lo quiero.
Entra en mi alma, alojándose para siempre, la ternura con que me regala su sonrisa y sus besos. Me gusta sentir su abrazo mientras dice “¡ay… mi sobriiiiiiiii…!”.

40 comentarios:

  1. De cuanto amor son capaces las personas de más edad si sabemos leer en su mirada, en su abrazo y como dices en un apreton de manos transmitiendo el calor de su corazón. Celebro que tengas un tio así y que además cuentes con su admiración. Todo un lujo para los tiempos que corren.
    Un beso Elena

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gustan estas cosas!!!!....
    Qué fáciles salen las palabras cuando están deseando salir.... basta dejar la mano libre...
    Me alegro por ti y dale a tu tio un beso de mi parte.

    ResponderEliminar
  3. Katy, tengo la enorme suerte de tenerlo en la familia, fue un gran maestro y es un mejor tío.

    ¡Ah! soy yo la que lo admira.
    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  4. Ana, tienes razón, hay que sentir y dejar la mano floja. Ésta no era la entrada que tenía preparada para él, y no la editaba porque no acababa de convencerme, no contaba lo que yo sentía de verdad.
    Hay que ver lo que hace un apretón de manos.

    Besotes achuchaos.

    ResponderEliminar
  5. Por lo que cuentas eres afortunada de haber dado con una persona como como ella. Personas especiales que marcan tus momentos de vicencias que recuerdas toda tu vida. Ehorabuena a ti por él y a él por tí. Eres agradecida y eso es muy hermoso y "raro".
    Besos sonoros

    ResponderEliminar
  6. Pues ahí está..., éste es uno de los "viejos" maestros del pueblo y encima paisano!!.
    Excelente persona y un manantial de sabiduría.
    Personas y maestros como éste, deberían existir por siempre y para siempre en todos los Colegios.
    Aunque nunca lo tuve como maestro, siempre sentí un gran aprecio y respeto por D. Antonio Pérez.
    Sus saludos hacia mí son: Niiiñaaa!!!.


    Felicidades por tener un tío de ese calibre.



    Besitos!!!.

    ResponderEliminar
  7. Hola Elena!! Qué hermoso relato!! Lo bueno que es real y que podés disfrutar de un ser así. Siempre tenemos en nuestro corazón alguien que nos enseña desde pequeña y están en esos dulces recuerdos infantiles.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  8. Mª José, siempre lo pensé así, soy afortunada por tener lazos familiares que nos unen y también por haberlo tenido de maestro.
    Todo un lujo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Lola, no sabes lo que te perdiste, yo tuve la suerte de tener a mi tío y al tuyo de maestros. Un lujazo.
    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  10. Gabriela, aunque es mayor, disfruto de su cariño, es un ser extraordinario y de pequeña fue uno de mis maestros favoritos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues si, ya creo que me perdí!!!.
    Aquí en el pueblo solo estudié por unos meses..., un trimestre para ser más exactos y, pude disfrutar de Doña Elena. Buena maestra y encima también paisana!!!.
    Excelentes maestros dió éste nuestro pequeño pueblo y como tú ya lo nombraste..., también yo tengo un tío "cojonudo"!!!!!.
    De él si que he podido disfrutar más como maestro ya que a veces me daba clase por el verano y, como persona..., pues ya lo conoce todo el pueblo!!!.


    Abracitos!!!. Buena tarde!!.

    ResponderEliminar
  12. No, si al final todo queda en familia.
    Doña Elena, cuñada de tu tío, es prima hermana de mi padre. O sea, tu tía Paca es prima hermana de mi padre. ¿Lo sabías?

    Buena tarde para ti también.

    ResponderEliminar
  13. Qué suerte tiene el TÍO ANTONIO de tener una sobrina que, como tú, le quiere y le agradece sus enseñanzas de la vida.

    Siento envidia del tío Antonio, aunque se lo merecerá con todos los honores : Ser correspondido por una persona sensible que le tiene por muy buena persona.

    ResponderEliminar
  14. Tellagorri, creo que aquí la afortunada soy yo.
    Él tiene una familia inmensa que lo quiere y un pueblo entero que lo respeta.
    Soy yo la que aprendió de él. Hoy me siento orgullosa de haberlo tenido como maestro y de tener su cariño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. A tal tío, tal sobrina. Nunca agradeceremos a nuestros mayores el cariño, el amor y las enseñanzas que nos dieron, y nos dan.

    Felicidades a tu tío, y a una gran sobrina.

    Un beso Elena

    ResponderEliminar
  16. Elena...

    Hermosas palabras, y un bonito homenaje a tu tio. Y es que nuestros mayores se merecen todo nuestro respeto y gratitud...

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Antonio Jesus12/11/09 18:50

    Tuve que escribir dos comentarios en otros post para poder escribir esto sin que saliera alguna lagrima ( más bien un mar ), me recordo a cuando apenas pude leer el día 21 de Junio pero bueno al final algo salió.

    Nudos en la garganta, sorbetones de ponzoña, respiración entrecortada

    Después de leerte tan solo puedo asentir en todo lo que escribíste

    Ayyy mi tito Antonioooo

    Un besote resala

    ResponderEliminar
  18. Javier, gracias.
    Es verdad, nunca agradeceremos bastante ni lo que nos enseñaron ni lo que siguen enseñándonos.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  19. Félix, justo es lo que hago, mostrar mi gratitud y seguir dando afecto y cariño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Antonio, ¡qué te voy a decir que tú no sepas!
    Sabes cómo es, el sentido del humor que tiene y lo buena gente que es.

    Un beso para ti y otro para mi gallega preferida.

    ResponderEliminar
  21. Elena, sólo te dire:
    Hubo un tiempo que su voz ronca y su semblante me asustaba. Luego fui conociendolo através de sus hijos y sobrinos y cambio por completo mi forma de verlo. En varias reuniones he estado con el y me ha parecido una persona formidable y alegre. Estando estudiando en magisterio tuve que dar prácticas en el colegio y su informe fue de los más favorable. Hoy dia, lo veo por la calle y nos cruzamos y siempre lo saludo con buenas palabras y respeto, igual que hace él hacia mí. Siempre será DON ANTONIO PEREZ, "EL DIRECTOR". Dios lo guarde por muchos años.

    ResponderEliminar
  22. Paco, es que tiene un torrente de voz que para el que no lo conoce creerá que está enfadado.
    Una vez que tratas con él, te das cuenta de que tras la fachada hay una persona con un gran sentido del humor y muy cariñosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Bueno!!
    Aquí me coges el punto sensible.
    No sé si con palabras podré dar la imagen de cuánto admiro yo a ese hombre.
    Nunca lo tuve como maestro, pues sabes que yo me fui a estudiar fuera muy pronto y me perdí ese privilegio. Sin embargo lo he visto trabajar como director, en un colegio inmenso y sin los medios informáticos con los que cuentan ahora. Todo estaba bien organizado, todo en su sitio y a punto.
    También fue alcalde de nuestro pueblo en otros tiempos en los que esas cosas se hacían por amor al arte, sin sueldos. Consiguió logros que ahora a muchos se les han olvidado, pero que otros estamos aquí para recordar.

    Es un hombre cabal, sincero y honesto, íntegro, de voluntad inquebrantable y con fe siempre en lo que hace.
    A mí me unen lazos de amistad con sus hijos (con tus primos) y una gran corriente de simpatía con Elenita y Antonio.
    Los aprecio de verdad.
    ¿Y qué decir de Antonio como cofrade de mi Cristo? Mejor no digo nada, pues él hace lo que hace sin ánimo de figurar, pero yo lo sé y se lo agradezco en nombre de la cofradía.

    Buen post, y sobre todo entrañable y sincero, Elena.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Estas son de las cosas que hoy en día se están perdiendo: seguir valorando en su justa medida a las personas mayores, no sólo por todo lo que nos han ido aportando en nuestra formación, sino por todo lo que aún les queda por ofrecernos. Son brazos y ojos indispensables en nuestros caminos.

    Besos, Elena.

    ResponderEliminar
  25. Senti el beso en mi alma
    jejejeje

    saludos cordiales
    Karlo

    ResponderEliminar
  26. Es un bello homenaje a una entrañable persona que está ahí, a tu lado, junto a ti.

    Gracias por compartirlo con todos nosotros.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Adelaida, es lo que me pasaba a mí. Te explico:
    Éste no era el post que tenía preparado para mi tío, era mucho más extenso y exponía largarmente lo que tú has resumido, o sea, su trayectoria laboral, y acababa con lo que realmente yo siento por él. Pero aun estando escrito desde hace muchos días, no lo editaba porque no expresaba de verdad mis sentimientos.
    De ahí la necesidad de "reinventar las frases" para escribir el verdadero post.
    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  28. Onminayas, antes que nada agradecerte tu visita siempre puntual. Gracias.
    Tienes razón, nunca agradeceremos lo suficiente a nuestros mayores sus aportaciones y enseñanzas.Dicen que es de bien nacidos el ser agradecidos.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  29. Karlo, me alegro.
    Cuando necesites un besito en el corazón, pásate por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Gracias a ti por tu visita siempre puntual,
    Besos, Fernando.

    ResponderEliminar
  31. Paco Navas: Querida prima, siempre tan atinada y bien expresada, como no, con nuestro tio Antonio, la verdad es que si llevas razón en todo lo que has dicho; yo ya hace tiempo que no lo considero de los "otros", te acuerdas, sino de los "mios". Un Beso prima

    ResponderEliminar
  32. Paco, llevas razón, hace muchísimo tiempo que dejó de ser de los otros, jajaja.
    ¡...Si es que se hace querer...!

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Tu hermoso relato trajo a mi corazón miles de imágenes vividas con mi tío Billy, mi segundo padre.

    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  34. 1600 Producciones(vaya nombrecito...), me alegro de haberte traído el recuerdo siempre que haya sido bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Elena:

    Me alegra comprobar que hay gente que sabe contagiar sensibilidad.

    Gracias por tu relato
    Maximo Cano

    ResponderEliminar
  36. Entrañables y cálidas, muy cálidas palabras, igual no te las ha leído pero lo sabe. Más años para él. Para todos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Máximo, y a mí me alegra tu visita, y que haya servido para contagiar algo de sensibilidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. José Alfonso, sí las ha leído aunque no sé si han servido para demostrar, aun más, lo que siento por él.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  39. No sé cuántos intentos llevo con este. Espero que no te salgan luego todos los comentarios, ja,ja.

    Preciosa manera de ponerlo con palabras. Creo que hay muchos hombres buenos, solo que lo hacen de una manera silenciosa y parece que no nos demos cuenta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. Pues no, no han salido todos los intentos, sólo ha salido éste jajaja.
    Si es que algunas veces se pone el "internete pa darle un puñetazo".

    Es la mejor manera de influir en otra persona, de forma silenciosa, sin que apenas se note.

    Un besote, resalao.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails