lunes, 28 de marzo de 2011

A MILÍMETROS

   “Dicen de ti que siempre estás sola
que eres sultana y que enamoras,
que aquel que viene nunca se va.”
                                                                              Medina Azahara   “Córdoba”


Amaneció un día abierto por los cuatro costados. El cielo se dibuja largo derramando el azul por los extremos, trazando con decisión certera la línea del horizonte. Las nubes de la tormenta toman atajos y se esfuman debajo de la chistera de un sol hercúleo avisando a navegantes de lo que nos espera a no mucho tardar. El viento parece haberse quedado quieto esperando una señal. De nuevo nacen los jardines y la hierba se hace alta bajo mis pasos. Cada pequeño detalle encaja a la perfección en la realidad onírica de una primavera que salió de su caja de sorpresas como un muñeco de muelles, con la sonrisa ancha rodando de una comisura a la otra.
La tarde me embauca y me adormece y me despierta y me saca a pasear mientras agonizan las sombras alargadas por las calles de la ciudad. A lo lejos una luna redonda tiembla sobre las aguas oscuras del rio y la silueta de siglos se recorta majestuosa, pétrea, al borde de mis ojos.
Conocerte es trazar tu gesto con los pies, tocar tu piedra con las manos y la boca, poner los cinco sentidos  sobre tu falda, abandonarse al abrigo de tu abrazo tibio y protector, sentirse pequeñita como punta de estrella pero pieza adecuada de tu estampa.
De vuelta a casa reconforta saber que sigues ahí, cada día más hermosa, despidiendo amaneceres y madrugadas, a poca distancia de mis pasos, a milímetros de mis manos, y a cero grados en la escala de medida de mis sueños.

36 comentarios:

  1. Desde la sierra al Guadalquivir
    años de historia pasan por ti,
    ciudad del mundo siempre bella y sin fin.


    Suerte la tuya que la tienes cerca.
    Bonita entrada como nos tienes acostumbrados.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Sonrisa, veo que sabes la canción, gracias por completar la cita.
    Y sí, tengo una gran suerte de tenerla a milímetros tan sólo.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  3. belo blog..estou seguindo espero sua visita será uma alegria..

    shalom

    http://nairmorbeck.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Qué belleza y marco de embrujamiento te rodea, Princesa Subh.
    Has llegado tarde porque ya no quedan las sensibilidades poéticas mozarabes que tanto gustaban a Al Haquen II, pero al menos tienes la suerte de que notas las señales que el viento recibe para abrir la Primavera.

    Sólo una objeción : al "sol hercúleo" avisando a navegantes no le hubiera puesto una chistera, sino un bombín con alas anchas.

    Tengo que darme una vuelta por esa tierra en donde se percibe crecer a la hierba.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Nair por tu visita.
    Me pasaré por tu casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Tella, empieza el mejor tiempo para darse una vuelta por esta ciudad, ahora que no hace frío y el calor aún es suave.
    Es una delicia pasear por la Judería, alrededores de la Mezquita y el Puente Romano de noche. Reconforta de verdad.
    Precisamente mañana visito el Alcázar de los Reyes Cristianos de noche, un paseo en el que la música de Vicente Amigo acompaña el sonido del agua. Intentaré hacer fotos.

    Al sol cordobés le pondría yo un bañador y me lo llevaría a la playa durante julio y agosto para quitarlo de en medio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Olé!

    No se me ocurre nada mejor que decir, solo que eres una cordobesa "malahe" que me ha puesto los dientes largos con tan bella descripción.

    Mira que me gusta Madrid, pero quién pillara unos días en "La Sultana", se me curaban todas las alergias de golpe.

    Un besazo y enhorabuena por el post.
    Precioso.

    ResponderEliminar
  8. Trabajé unos meses en Córdoba, a escasos metros de la Mezquita, y en los ratos de esparcimiento mis pasos se perdían por el empedrado de sus calles recoletas. Mi físico no pudo continuar con el trabajo, pero el aroma de sus calles, el colorido y el sonido de mi caminar entre tabernas se adueñó de mis sentidos y me poseen.

    ResponderEliminar
  9. Candela, Córdoba te está esperando, aunque no sé yo si se te curarían las alergias, por aquí están las gramíneas y el olivo en todo su esplendor.
    Tómate unos diítas esta Semana Santa y disfruta de la "Sultana", te la recomiendo de noche, es espectacular.
    Gracias, un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Francisco, es normal que te poseyera. No sé cuánto hace que no vienes a Córdoba pero se está engalanando como nunca, sin duda merece la Capitalidad Europea de la Cultura, porque ella es cultura, desde siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. El sol, la Luna, puntas de estrellas...
    Se está Ud. aficionando a la astronomía?

    ResponderEliminar
  12. Aspirante, a la astronomía me estoy aficionando desde que veo esos videos de bolas de colores que pone usted en su blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. No se nota nada, nadita nada ese coqueteo y enamoramiento con los cinco sentidos de esa "silueta de siglos que se recorta majestuosa, pétrea, al borde de tus ojos".
    Ella se lo merece, tanto si te vio nacer como si no. Cordoba bella cualquier día me presento en el AVE a comprobar de nuevo su hechizo.
    Se puede sentir orgullosa de su ilustre hija Elena, futura Premio Planeta.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja, Katy qué gracia tienes. Me van a dar el Premio Planeta al post breve bloguero, jajajaja...

    Cuando quieras, aquí estaré esperándote, sólo tienes que decirlo y te recojo en la estación.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  15. Cuando paseo entre las encinas de mi pueblo, recuerdo la mezquta de Córdoba.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. muy bien lograda su blog saludos desde mi rincon

    ResponderEliminar
  17. Lavela, no me digas que las encinas de tu pueblo las plantaron los árabes.
    Jajajaja..., es broma.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias Lugar de paz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Que bien dibujas ese día primaveral en una ciudad con embrujo, has manejado muy bien la paleta de colores para derramar el azul por los extremos y que la linea del horizonte aparezca clara dentro del cuadro, me ha encantado como lo has estructurado para que sintamos en la cara esos rayos de sol que nos acarician mientras cruzamos el puente romano y la brisa del Guadalquivir nos saluda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Muy bonita la presentación de tu tierra
    Si todo va bien el próximo mes ire por alli, me hace mucha ilusión pues hace mucho que no voy. Un beso

    ResponderEliminar
  21. D.Manuel, me alegro de que haya sentido el día primaveral y su tarde/noche de paseo por esta preciosa ciudad al leer la entrada.
    Muchas gracias. Usted siempre tan generoso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Chelo, has elegido un mes precioso, Abril junto a Mayo son los meses ideales para visitar Córdoba.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Elena que manera mas bonita y poetica de describir nuestra ciudad. Córdoba en esta primavera se viste de gala para acoger a todo el que quiera visitarla.
    "......que Córdoba fué
    que Córdoba es
    que Córdoba ha de ser
    un orgullo para todos
    por su manera de ser.....".
    Un fuerte abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  24. Teresa, me alegro de que te haya gustado esta manera e describir un día primaveral en nuestra Córdoba. la verdad es que da gusto pasear sus calles, está más bonita que nunca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Hermosa Córdoba... un viajecito que tengo pendiente.
    Besazos mi niña!!

    ResponderEliminar
  26. Ya estás tardando Silvia, jajaja...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Hola, Elena :) Feliz tarde de viernes, y qué bueno que ya es casi fin de semana. Hoy ha hecho un día radiante aquí, y me imagino que también en Córdoba. Ya queda menos para que toda ella se engalane de fiesta, a lo grande, aunque este año no sé si iré en mayo o en junio, posiblemente en junio. Sea como fuere, Córdoba es siempre una belleza y da gusto pasear por ella.

    Un abrazo y hasta luego. Disfruta del buen tiempo.

    ResponderEliminar
  28. Bueno Mª Carmen, como digo en el post, el sol está dando un aviso para lo que nos espera pronto. Aquí ya va la gente con manga corta, ya sé que éste que entra es el "buen tiempo", sabes que para mí el buen tiempo se está yendo para dejar paso a las calores, sudores y cansancios.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Que bonito, como se nota que adoras Cordoba. Hace unos años que estuve y no se me ha olvidado. Por cierto que una noche sin saber como fuí a dar en el Cristo de los Faroles, que lo había oido nombrar pero no sabia donde estaba. Imprsionante. Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. No tengo mérito Curro, adorar esta ciudad es muy fácil.
    El Cristo de los Faroles es impresionante, no es una talla perfecta, quizás por eso impresiona, y por la plaza que lo acoge.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. !!Si que esta bonita Córdoba¡¡ Preciosa y que bien lo dices, caray.
    Pasear por la avenida de Fray Albino, es un lujo, parece que con solo alarga la mano puedes tocar la Catedral mojarte con el agua del Guadalquivir o encenderle una vela al San Rafael del Puente, una sensación que acompañada del aroma de los naranjos te hipnotiza.
    Supongo que todos están orgullosos de la tierra donde nacieron, pero yo estoy superorgullosa de ser cordobesa.
    Un enorme abrazo con olor a primavera.

    ResponderEliminar
  32. Cordobesa, siempre estuvo preciosa pero ahora se está engalanando como nunca. Da gusto pasear su parte antigua, y el olor...

    Un beso enorme para ti, me alegro de que ya estés repuesta del todo.

    ResponderEliminar
  33. Que bien has descrito esa bella ciudad. Me ha embrujado tu manera de quererla.
    Daría algo por volver a verla!!
    Besotes Elena

    ResponderEliminar
  34. Gracias Maripaz. Y ven cuando quieras, Córdoba sabrá recibirte.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  35. Disfruta, que se avecinan muchos días repletos de azul.

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Tawaki, es imposible estar en Córdoba y no disfrutarla (siempre que no caigan los 40º)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails