miércoles, 2 de marzo de 2011

BILBAO

"A ti, mi Bilbao, se te desconoce y se te calumnia, a ti no te quieren porque te temen. Tú eres todavía para ellos, para los otros, el enigma y el misterio. Porque tú, corto en palabras pero en obras largo, hablas poco. Haces silencio." 
                                   Miguel de Unamuno   "Recuerdos de niñez y de mocedad"



Dice Antonio Muñoz Molina que ”para escribir sobre una ciudad hace falta haber sido previamente poseído por ella”. No sé si sabré escribir sobre Bilbao, pero os puedo asegurar que dos días me han bastado para sentirme poseída por ella.

Quería mantener la mirada abierta de par en par para guardar entre pestañas la postal de cientos de casas vigilando la ría al amparo de los montes de laderas húmedas y escarpadas. Contuve el aliento ante miles de balcones que escalan las fachadas en un ejercicio de equilibrio circense. Bilbao se mece entre sus calles viejas de piedra antigua trazadas en forma de cuadrícula cartesiana del Casco Viejo y gris y sus calles modernas de neón y reflejos de cristal.
Paseé por sus calles, crucé sus puentes y escuché el silencio de sus gentes cuando la jornada agonizaba. Y me vistió con su lluvia, esa que tanto me gusta. Fui desnuda de prejuicios, abierta a lo que pudiera encontrar, esperando descubrirla más allá de lo que algunos suelen pensar de estas tierras de forma equivocada. Y ella me recibió agradecida en los gestos, me regaló una sonrisa cómplice y acarició mi pelo con su viento salado y húmedo.

Mi viaje agonizaba cuando Bilbao se despertaba laboriosa la mañana de un lunes. Seguía gris, húmeda y fría, tal y como me gustará recordarla el resto de mis días.


47 comentarios:

  1. Elena, magnifica descripción de una ciudad que conozco bien, a ella y sus gentes. Quizá esa mirada tuya sin prejuicios, te ayudó a penetrar en su álma y descubrirla en todo su explendor.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ohhhhh, traidora, vendida. Venir a decirnos que eso "es una maravilla" cuando es sabido que hasta Jesucrito nació allí porque no iba a ser menos que los faraones.

    Como "Guipuchi" no te voy perdonar esta loa a esa colección de "alumbradores" a lo farola.

    Unamuno tenía un sucedido que contaba y que decía :
    "En mi pueblo si no tienes dinero no puedes hablar, porque un día que compartía aperitivo en un bar a una argumentación mía un paisano me dijo :¿Cuanto te apuestas a que eso no es así?. A lo que contesté :"No puedo apostar nada porque no tengo dinero". Y el paisano me espetó despreciativamente : "Si no tienes dinero para qué hablas, entoncess".

    ResponderEliminar
  3. Maripaz, creo que así, sin prejuicios, hay que visitar los lugares que no conocemos. Si se va esperando algo determinado, positivo o negativo, no vas a encontrar nada más que lo que esperas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja..., no seas maluco Javier.
    Seguro que si en vez de ir a Bilbao hubiese ido a San Sebastián me habría pasado lo mismo, me hubiera enamorado de la ciudad.
    Bueno, no vamos a negar que los de bilbao van un poco de sobrados, y se creen el centro del Pais Vasco, algo así pasa aquí con los sevillanos, creen que Andalucía es Sevilla. Pero eso no quita para afirmar que Sevilla es preciosa. Y yo no puedo callar que Bilbao me ha enamorado.
    Cuando vaya a San Sebastián me voy a quedar sin palabras para un post, ya verás.

    Además, no sé de qué te quejas, he seguido la guía de un vasco no bilbaíno precisamente, jajajaja...

    Un abrazo, y no seas celoso.

    ResponderEliminar
  5. Es una ciudad un tanto oscura Elena, pero tiene un bello casco antiguo. Hace algunos años pasamos por ella haciendo ruta en vacaciones.
    Lástima que el tiempo no te acompañara, con el fin de semana que hemos tenido tan primaveral.
    Como siempre te superas enlazando palabras.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  6. Mi querido Bilbao, que buenos recuerdos de tapeo y boleras con gente muy querida, con mi gente. No se si has tenido la oportunidad de ver las traineras mientras se comen sardinitas frescas recien asadas, hasta las estoy oliendo.

    Que dientes más largos me has puesto Elena, ya verás como, en cuanto puedas, vuelves allá.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Sonrisa, quizá el contraste con la luz de Andalucía es lo que más me ha atraído. La humedad, el aire frío, la luz grisácea... Casi mejor así, es como si un gallego viaja a Andalucía y se la encuentra nevada, no es lo mismo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Candela, no recordaré Bilbao por el tapeo precisamente, me ha resultado bastante caro para comer.
    Me ha gustado su estampa, sus calles, el contraste, la ría... y la amabilidad de sus gentes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Buen relato de su paso por Bilbao, es una ciudad llena de contrastes o te convence a primera vista, o te parece una ciudad plomiza,gris, con ese sirimiri que te cala hasta el alma, aunque siempre acogedora, rural y modernista a la vez, con ese verdor que descansa la vista. Un viaje siempre es agradable, pero cuando se descubre una ciudad, algo de nosotros queda en ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. D.Manuel, como siempre, su comentario es acertadísimo. A mí me ha poseído a primera vista, a pesar de su sirimiri que a ratos se convirtió en diluvio, y a pesar de su color plomizo. Me quedo con toda la gama de verdes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Elena buena descripción sobre tu vivencia, contraria a la mia que la visite varias veces coincidiendo "afortunadamente" con los días soleados del verano.(soy anti gris, lluvia, y frío y nieve, ya lo sabes)
    Tengo familia política allí y sus gentes son muy entrañables y acogedoras de eso doy fe.
    Es una ciudad en la que te sientes muy a gusto. Ah y muy importante: "se come de miedo"
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Bueno Katy, supongo que en verano estará preciosa, yo la he visto gris y húmeda y me ha encantado. Será que estoy acostumbrada al sol y a la luz, y de vez en cuando se echa de menos un par de días grises.
    Comer se come bien, y mucho, y muy caro también, que todo hay que decirlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ¿Que has estado en Bilbao y no me has avisadooooooooo? Vivo en plena Gran Vía de Bilbao.
    Tengo que decirte que lo has descrito a la perfección. Y el tiempo SI que te acompañó, disfrutaste de lo más típico: El Sirimiri!!
    La próxima vez que te acerques por aquí, avísame y nos vamos a tomar unos "zuritos", que dicen aquí.
    Un besazo cielo!!!!

    ResponderEliminar
  14. Silvia, me acordé de ti. Sólo estuve el fin de semana, llegué el sábado y me vine el lunes.
    La Gran Vía la recorrí varias veces, de hecho me alojé en una calle paralela en el hotel Abba Parque, muy cerca del estadio San Mamés.
    Y sí, nos llovió todo el tiempo, pero no me importó.
    La próxima vez te aviso ¿vale?

    Un beso guapa, vives en una ciudad preciosa.

    ResponderEliminar
  15. Elena, empiezo porque nunca he estado en Bilbao, y sigo diciéndote, que no me llama mucho la atención el visitarlo.
    No dudo que sea una bonita ciudad, aunque gris y lluviosa, y que tú la has descrito con bonitas palabras que animan a conocerla, pero no se, del norte me quedo con Asturias (que si he visitado) y Galicia por supuesto que también conozco y no me olvido de Cantabria que es una preciosidad.
    Me alegra que hayas disfrutado la visita, la lluvia y el fresquito que tanto te gusta.
    De todas maneras, nunca se sabe, igual paso algún día por Bilbao y cambio de opinión, volviendo encantada como tú.
    Te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cordobesa, tengo unas ganas locas de conocer Galicia, Asturias y Cantabria. El viaje a Bilbao surgió sin pensarlo y ha salido estupendamente, me ha gustado mucho, si vas alguna vez te gustará.

    Y bueno, también me gustan los días templados y soleados, a ver si os vais a pensar que sólo disfruto cuando lueve, jajajaja...
    Un besazo Luisa.

    ResponderEliminar
  17. Hola Elena.
    Te confieso que hoy entré pensando que ya habrías escrito algo sobre tu viaje, y así ha sido.
    Llevo unos días muy liada (mi madre con una fisura en un hombro y otros asuntos de urgencia), así que no he visitado ni mi propio blog durante este tiempo.
    Tendré que empezar a ponerme al día, y nada mejor que El Callejón de la Prisa para desentumecerme del parón.

    Me alegro que te haya gustado Bilbao. Yo aún no la conozco.

    En fin, cuando nos veamos me contarás en vivo y en directo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Vaya, espero que tu madre esté mejor y que las cosas de urgencia no sean graves.
    Ya te contaré mi viaje, la verdad es que la compañía, la estancia, la ciudad..., todo me ha gustado y lo he disfrutado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Elena, yo fui de viaje de novios a Bilbao, cuando era una ciudad gris a más no poder. No recuerdo nada de esa ciudad, excepto la amabilidad de sus gentes. Tendré que volver, para pasar allí, quizá, una segunda luna de miel, y si no de miel, si de alegría, de placidez, porque la Bilbao de ahora nada tiene que ver, o muy poco, con la de mis 20 años.

    Me alegra que lo hayas pasado tan bien :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Supongo que sí Mª Carmen, no tiene nada que ver con el Bilbao de hace 20 años, se ha modernizado mucho manteniendo un equilibrio perfecto con su parte vieja.
    Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  21. Haber sido desde bien joven un emigrante en mi país me ha vacunado de localismos, tal vez por eso no tengo prejuicio alguno contra Bilbao, ciudad que me encantó, pero la que no conozco tan profundamente como para amarla, como es el caso de San Sebastián, Madrid, Barcelona, Córdoba...

    ResponderEliminar
  22. Es el lado positivo de haber sido emigrante, lejos de fronteras, banderas y patrias lo importante lo llevamos en nuestro interior.

    Por cierto, amar a Córdoba es muy fácil.

    Un beso Francisco.

    ResponderEliminar
  23. Lo siento pero estoy con Tella, entre Donosti y Bilbao no hay color, me quedo con la primera. Hay algo de Bilbao que no acaba de... no se como explicarlo, no es que no me guste, es que no me gusta. Ademas, teniendo Coruña, Donosti, Santander... ¡¡Por favor!!

    Lo que pasa es que una sureña como tu, pues claro llega desde las "afueras" de Bilbao, llega a la capital, y como que todo le parece maravilloso. Pero si hasta la ría es feaaaa, donde estén las Rías Altas, quita, quita. Mi voto para Tellagorri jajajajaja


    Besoso guapetona, espero ir sacando algo más de tiempo para visitarteeeeeeeeeeeeeeeee, que se os nota mucho en falta.

    ResponderEliminar
  24. Javier...
    Pero qué manía de comparar. Yo no estoy comparando ciudades, entre otras cosas porque no las conozco todas. Solamente he viajado a Bilbao y me ha encantado.
    Ya me gustaría conocer Galicia, ese es un viaje que no se me va de la cabeza.
    Además, para ciudad bella donde las haya, CÓRDOBA, ea.

    Un besote, resalao.

    ResponderEliminar
  25. Soy del norte de Gijón y disfruto de Bilbao; esa araña que fotografías es mi objetivo muchas veces,disfruto del Iruña, disfruto del callejeo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Gaia, yo disfruté sólo dos días de Bilbao, pero me bastaron para querer volver.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. No conozco Bilbao, Elena, pero mi hijo, por razones de trabajo, estuvo algunos dias alli y lo mismo que a ti le gusto muchisimo. El norte de España, a los que estamos acostumbrados al Sur, nos parece totalmente distinto, el clima, los paisajes, a mi me llamó mucho la atención lo verde que estaba todo. Cuando lo conocemos estamos deseando poder volver. Un fuerte abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  28. Pues es una ciudad que la desconozco, siempre he pasado de largo, pero ahora ya me has dejado con la curiosidad de ir a verla algun dia y comprobar la descripcion que haces.
    Feliz fin de semana
    Primavera

    ResponderEliminar
  29. Hola !!! La describes de una forma tan bonita que tendré que organizar un viaje para conocerla, pero eso será cuando regrese a casa . Un beso

    ResponderEliminar
  30. Desnuda de prejuicios, abierta a lo que pudiera encontrar...acarició mi pelo con su viento salado y húmedo.

    Es nuestra manera de sentir -tu sensibilidad exquisita- la que debería conducir nuestros pasos.

    Como siempre, tus palabras saben decir lo que algunos quisiéramos poder expresar.

    Un abrazo y gracias por tu mirada Á.

    ResponderEliminar
  31. Así es Teresa, aunque el sur tenga sus árboles y sus sierras verdes no es lo mismo, esa humedad, esos colores mojados, me encantan. Aunque eso no quiera decir que el sur y su luz no me guste.

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  32. Primavera, la próxima vez no pases de largo y visítala. Es una ciudad muy bonita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Chelo, tú que eres una viajera tienes que organizar un viaje por tierras vascas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Gracias Ángeles, eres muy amable y generosa con mis textos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Comparto tu vivencia de Bilbao. A la que sumo el tener buenas amistades allí.

    Tal vez pasaste por Burgos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Claro que pasé por Burgos, y no sólo pasé sino que paré, vi la catedral, me hice fotos, tomé un "pecaíto" en un bar, compré morcilla y me fui muy satisfecha.
    Y hacía más frío que en Burgos, jajaja...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Una ciudad maravillosa.
    Jamás olvidaré mí infancia en ella. Maravillosos 9 años que pasé en mí Bilbao.


    Un beso, amiga mía.

    ResponderEliminar
  38. Y yo que me acordé de ti Lola. Sabía que en esa ciudad viviste un tiempo. Jamás se olvidan los años de la infancia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Anónimo7/3/11 22:24

    Estuve este verano y sentí lo mismo que tú.
    Como siempre...¡Qué bonito es lo que dices! Y...¡Qué bien lo dices!

    ResponderEliminar
  40. Me alegra compartir contigo la misma sensación.

    ¿Como siempre? qué misterio Anónimo. Gracias por tus visitas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. La primera vez que visité Bilbao durante 15 días era una ciudad fea, sucia, oscura. He estado en ella varias veces.Hoy día una ciudad totalmente transformada, bella, limpia y sobre todo con mucha vida.
    Te felicito por haber percibido ese encanto.

    ResponderEliminar
  42. Yo no la conocía y me ha parecido una ciudad muy bonita. Si se ha transformado ha sido para bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Bilbao ha mejorado mucho últimamente. Algún día de estos debería hacer como tú y marchar allá un fin de semana para disfrutar con calma de esta ciudad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. No lo dejes Tawaki, para un viejero como tú es fácil ponerse en marcha.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. He recalado en este callejón, sin ninguna prisa, la verdad, venía paseando yo desde la Sevilla del amigo Francisco, pasando por Toledo, maravillosas ciudades, que conozco y me encantan, hasta que oh, Bilbao, mi Bilbao por aquí!

    No me he podido resistir.

    He leído todos los comentarios, y bueno, me alegra ver que la mayoría sabe ver las cosas, las ciudades y sus gentes libre de prejuicios y otras historias raras.
    Por eso no entiendo por qué nos tienen tanta manía nuestros primos giputxis (no todos, claro!) Soy bilbaína hasta la médula, pero Donosti es como mi segunda casa, adoro Donosti, y nunca se me ocurre hacer comparaciones. A mí me gusta todo, en cada sitio hay algo maravilloso que te atrapa, sólo hay que dejarse llevar!

    Bilbao, el Bilbao de mi infancia y el de mi juventud sí era gris, aún así, hermoso, el paisaje que tengo en mi cabeza de grúas recortadas en el cielo, las fábricas, la ciudad bulliciosa, siempre, el sirimiri, que ahora, no tiene nada que ver cono lo que llovía antes, si casi vivimos en Euskadi Tropikala! Aquí luce también el sol, muchos días al año, y un sol precioso...

    Y la Ría, hermosa, que como el Ave Fénix ha resurgido para seguir dando vida a esta ciudad que tanta vida dío a otros que hasta ella llegaron!

    Me emociona mucho leer que Bilbao ha atrapado el alma de tantos!

    Bilbao es una ciudad pequeña pero inmensa, estamos rodeados de verde, a cualquier sitio que levantes la vista, que mires, ves monte, azul, verde, el asfalto, y el mar, tan cerca que el salitre también se huele!

    Bilbao, quien la haya vivido de uno u otro modo, la llevará siempre en su corazón.

    Bilbao, una amalgama de todo, absolutamente todo, donde todo cabe y nada sobra!

    Sé que mucha gente nunca ha venido ni piensa venir, precisamente por eso, por ignorancia, por creer en estereotipos, en historias que no vienen a cuento.
    La mejor propaganda para Bilbao es esta que tú has hecho aquí, por ejemplo, y eso que sólo has estado dos días!

    Bueno, perdón por mi parrafada, pero, Bilbao... soy yo, y claro, me emociono al hablar de ella!

    ResponderEliminar
  46. Y gracias, Eskerrik asko por esta entrada tan bonita!
    ;)

    ResponderEliminar
  47. Edurne, poco puedo agregar a lo que tú dices de tu Bilbao. Fueron dos días tan sólo y me bastaron para setirme atrpada, feliz y emocionada.
    Pero eso ya lo he dicho y sería absurdo repetirme.

    Gracias por tu visita y comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails