lunes, 14 de febrero de 2011

COMO 48 SOLES

“Qué es lo que te convierte en una leyenda, que tu nombre sea repetido por mil personas una sola vez o que una sola persona repita tu nombre mil veces.”
                                                                          Ray Loriga “Héroes”


Todo comenzó una madrugada de Febrero de 1963, un catorce tormentoso que anunciaba al mundo a bombo y platillo (o a truenos y relámpagos) que iniciaba mi aventura particular por la vida. Y aunque no seré recordada en la posteridad por haber aportado nada importante a la humanidad, dicen que un grano de arena no hace playa pero colabora, y yo hago sonar de vez en cuando aquellos platillos para recordar a los olvidadizos granos de arena que me rodean que formo parte indiscutible de esta playa, y que aunque aparezco y desaparezco como las olas, siempre dejo tras de mí un mismo reguero reconocible.

Hoy he decidido escribir mis memorias. No sé a qué viene esta manía que me ha dado últimamente por desnudarme ante los demás, será que me estoy haciendo mayor y con los años se pierden los pudores, las manías, las rarezas y hasta la vergüenza:

1963.- Vi la luz por primera vez en la cama de mi abuela que me confundió con un varón. Empezamos bien. Y traje debajo del brazo una cochina ¿recuerdan? Me pusieron Elena en el Registro Civil, María Elena para los amigos.

1964.- Dice mi madre que con un añito ya daba mis primeros pasos, eso sí, de lado. Rarita desde chiquitita.

1965.- Mi tía María, hermana de mi madre, decía que hablaba como una cotorra. Hoy me pregunto qué tenía que hablar tanto una mocosa que sólo había vivido dos años. Cuando me hice mayor, lo hacía con el dedo levantado, como quien sentencia, y mi padre afirmaba que iba para abogada. Qué visión de futuro, de las cuatro asignaturas de primero de Derecho, no aprobé ninguna.

1966.- Este año fue el de la mudanza. Me mudaron, sin pedir permiso, del sol, de los colores y de los olores, del agua límpida, del aire fresco y de la anchura de los días de una huerta a un piso en la calle principal del pueblo, en el que la nevera estaba en el comedor y la máquina de coser en la cocina. Cosas más raras se han visto ¿o no?

1967.- Mi hermano Segundo -se llama así aunque de los tres fue el primero en nacer- hizo su Primera Comunión y de ella sólo recuerdo que se celebró en el larguísimo pasillo del piso, que todos se marcharon, y que me dejaron sola terminándome un triste trozo de tarta, más triste que aquel pasillo iluminado por una triste bombilla que colgaba de un triste cordón.

1968.- A pesar de que en Francia se estaba preparando una importantísima revolución, yo tenía por delante otra revolución más importante si cabe, aprender a leer. Mi madre y su íntima amiga la maestra de párvulos Dñª Elena tramaron hacerme aprender a leer antes de tiempo, todos los días iba a su escuela y cuando nos visitaba el señor inspector me mandaba para casa porque aún no tenía edad para estar en la escuela. Aun así consiguieron, mi madre y su amiga, que entre ida y venida pasase todas las cartillas de lectura satisfactoriamente.

1969.- Ahora sí que sí, tenía mi plaza por derecho en el Colegio Fcº. García Amo, la ciudad escolar más bonita de toda Andalucía. ¿Qué no te lo crees? Aún sigue en pie, sólo tienes que visitarlo y comprobarlo por ti mismo.

1970.- El siete de Mayo hice mi Primera Comunión. Con un traje largo, con un casquete en la cabeza con velo y con dos coletas adornadas con tres tirabuzones cada una. Un cuadro. Tras la ceremonia en la que mi lengua acabó ganando la batalla al Cuerpo de Cristo al que mantuve acorralado contra el cielo de mi boca más de cinco minutos, me recorrí las cuestas del pueblo de la mano de mi madre para repartir estampitas a familiares y amigos, dando resbalones y traspiés con mis flamantes y blancos zapatos nuevos. Eran otros tiempos, hoy pediría daños y perjuicios a mi madre.

1971.- Esto iba en serio, había que aplicarse si querías pasar de curso y Dñª Pepita no nos lo iba a poner fácil.

1972.- De tercero de EGB lo que más recuerdo son las diecinueve preposiciones que me aprendí del tirón y que aún recito como un loro. Nació mi hermano Antonio Jesús y dejé de ser la pequeña de la familia.

1973.- Cuarto de EGB, problemas de matemáticas, verbos y el mapa físico de España al dedillo. Lo mismito que los niños de ahora, sí señor.

1974.- Ya no teníamos una maestra, era la primera vez que nos daba clase un maestro, uy, qué apasionante se presentaba el curso. Cuando le pedíamos permiso para ir al servicio nos contestaba: “ya tenías que haber vuelto”.

1975.- Ahora son muchos los maestros y damos hasta Francés, ¡ay Don Julio!

1976.- Un curso desastroso este séptimo de EGB, todas éramos niñas y en Junio sólo aprobamos dos, Mª José con un bien y yo con un notable, aunque a decir verdad no creo que me lo mereciera.

1977.- Acabamos la EGB y me regalan el honor de leer el discurso de fin de curso en el campo de fútbol del colegio, delante de todo el pueblo. Para ese acontecimiento me alisé el pelo en la peluquería.

1978, 1979, 1980, 1981.- Son los años que dediqué al BUP en el Instituto de Castro del Río. Algún que otro suspenso y alguna asignatura repetida. Lo peor, el día que me dio por escribir en la pizarra: “España, mañana, será republicana”, sin saber muy bien lo que aquello significaba y sin esperar la reacción de la profesora de Griego que entraría en clase pidiendo explicaciones. Nadie dijo nada, ni yo, que aunque hubiese querido, no habría podido despegar los labios por el miedo. Más tarde descubrí que la profesora de Griego era concejal socialista en el Ayuntamiento de su pueblo, eso explicaba muchas cosas.

1982.- Recordado como un gran año en mi expediente educativo, en Junio aprobé COU, Selectividad y la Prueba de Acceso a Magisterio por si acaso.

1983.- Qué ilusión, a Córdoba, a un piso con compañeras, a Derecho. Qué desastre.

1984.- Empiezo la carrera de Magisterio gracias a aquel por si acaso.

1985, 1986.- Conozco al que sería mi marido que no desfalleció hasta abrirme los ojos y hacerme ver que él era el hombre de mi vida. Creo que llevaba razón. Acabamos Magisterio pero nunca le perdonaré que sacara más nota que yo en manualidades, siendo yo la que le moldeaba sus gusanos de arcilla.

1987, 1988, 1989, 1990, 1991.- Años sin pena ni gloria digna de contar. Algún intento fracasado de oposiciones y un largo noviazgo, muy tradicional yo.

1992.- El gran año de España, La Expo de Sevilla que sólo visité una noche y las Olimpiadas de Barcelona que me tragué enteritas por televisión, me hice experta hasta en piragüismo con timonel ¿o era sin timonel? Ah, también me casé.

1993.- Nunca olvidaré la sensación infantil de que jugaba a las casitas con los platitos y cacerolitas en mi cocinita de mi pisito de recién casada, en Torredelcampo, en Jaén, donde estaba el trabajo de mi recién estrenado marido. Demasiadas horas sola. Demasiado tabaco. Demasiada televisión. Demasiado aburrimiento. Demasiadas galletas.

1994.- Nace mi hijo y empiezo a sentir lo que es la responsabilidad y el amor con mayúsculas. Nada hasta ahora había sido tan importante para mí.

1995, 1996.- Todo gira en torno a mi vida familiar, ya no fumo pero no dejo de comer galletas.

1997.- Nace mi hija. Quién iba a decirme a mí que aquella niña tan seria que no paraba de llorar se convertiría en una niña alegre y cariñosa hasta el empalago. Modosita, cariñosa, educada, alegre y generosa no son palabras mías, sino de todo el que la conoce.

1998, 1999, 2000, 2001, 2002.- Ahora vivimos en Córdoba en un piso de 90m hipotecados que algún día será nuestro si la cosa no se tuerce aún más. Ya no como galletas, ahora me harto de lechuga y el espejo me lo agradece cuando me meto en las camisetas de Zara.

2003.- El niño sale guapísimo en las fotos de la Primera y última Comunión. Después del traje, las fotos y el convite, una se pregunta si ha merecido la pena tanto para comulgar una sola vez.

2004, 2005.- Me mantengo en mis cincuenta y dos kilos de peso, toda una demostración de fuerza de voluntad, y de lo que es capaz de hacer una humilde lechuga, o cientos.

2006.- Esta vez sin casquete y sin velo, mi hija iba guapísima a su Primera y también última Comunión. Al final he llegado a la conclusión de que hay que vestirse de largo cada vez que recibes un Sacramento por primera y última vez.

2007, 2008.- Noto cómo los espejos se empiezan a cabrear conmigo. Un poco asustada por el verdor que empezaba a adquirir mi cara, decido intercalar entre lechuga y lechuga alguna patata, …unas croquetas, … algunas galletas.

2009.- Se empeñó y me lo abrió. ¡Cuñáaaaa! ¿qué nombre le ponemos? Yo que sé, ponle El callejón de la prisa. Vale, me gusta esa metáfora. Pues sí, ha quedado chula. Cuñá qué miedo. Ten cuidado que engancha.

2010.- Y tanto que engancha.

2011.- Los años pasan, cada vez hay más velas que soplar, pero aquí seguimos, con un trocito de tarta para celebrarlo. He vuelto a las galletas. No tengo remedio.


62 comentarios:

  1. Muchas Felicidades¡¡¡ y muchas gracias por estos retazos de su vida, plasmados cronológicamente, con un guión tan bien escrito, así que aparte de cantarle el cumpleaños feliz, la nomino para un Goya.
    Un abrazo, que tenga un feliz día y apague todas las velas

    ResponderEliminar
  2. Bueno D.Manuel, he intentado resumir lo mejor que he podido para no aburrir al personal con mis cosas.
    Muchas gracias, no sé si quedará alguna encendida, es que ya son muchas por soplar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Soy la primera en comentar... ¿no me lo puedo creer?
    Si te digo la verdad juego con ventaja, algo me decía que hoy a las doce ibas a hacer una entrada, lo intuía y te estaba esperando.
    Yo también la he hecho y eso que tengo una gripe que no me tengo de pie, he tenido que ir al ambulatorio esta mañana, porque estaba fatal, pero total para que me mande paracetamol, cama y paciencia.
    Vamos con tus 48 soles. !!!MUCHAS FELICIDADES¡¡¡
    Sabia que era tú cumple, lo anote el año pasado.
    He sonreído con lo del frigorífico en el salón y la maquina de coser en la cocina, y no creas que era tan raro, yo también lo recuerdo.
    Como lo de ir repartiendo estampitas por las casas de los familiares, era lo normal, los tiempos van cambiando y la primera comunión es diferente, lo que es una pena es que siga siendo la primera y la última vez que comulgan los chiquillos (pero ese es otro tema).
    Como cualquier madre te sientes llena con tus hijos y eso es lo mejor que le puede pasar a una mujer, tienes una gran suerte de disfrutar de esa hija "empalagosa"
    Deja de luchar con la lechuga, no merece la pena, cuídate pero no te obsesiones si hay que comerse unas pocas de galletas, pues te las comes y te quedas tan pacha.
    Si pesas 52 kilos te puedes permitir eso y más, yo peso 58 y mido poco más de 1,50 así que ya vez que me paso unos kilos, pero no me preocupa, mientras de salud este bien.
    Le doy las gracias a tu cuñada Ana, (que por cierto esta muy perdida) por haberte metido en este mundillo, donde nos hemos conocido y disfruto de tu amistad. Y engancha, ya lo creo que engancha, estoy con bastante fiebre sentada delante del ordenador y mi marido echándome la bulla.
    Te dejo un fuerte abrazo con todo mi cariño y que pase el día lo mejor posible.
    FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  4. Cronica de una vida llena de colores de todos los gustos dulces y amargos pero que hacen fortalecerse por el paso del tiempo.
    Muchas felicidades querida amiga en tu cumpleaños con mis mejores deseos para ti.
    Un abrazo a tu alma

    ResponderEliminar
  5. Felicidades, Elena. Que cumplas muchos más... y que todos te sigamos leyendo :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Que me aspen si no me he quedado enganchada con tu post. Eres increibe Elena, si llego a saber que por la red había gente como tu me hubiese animado mucho antes. Un bravo muy fuerte y feliz cumpaños, te deseo lo mejor.

    Que eso.. que siempre me quedo con las ganas de decir más ¿Qué más? A ver..

    ¡Un besazo amiga!

    ResponderEliminar
  7. Felicidades Elena, y enhorabuena por esa vida tan vivida.

    Me han encantado tus memorias y la verdad es que las galletitas te sientan muy bien...jajaja.
    Por un día te llevo ventaja...ayer estrené yo mis 48 también, así que nadamos en mareas parecidas.
    Solo deseo que hoy pases el mejor día de tu vida, un beso y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Eso de que no serás recordada en la posteridad por haber aportado nada importante a la humanidad, no se sabe. Creo que estás aportando mucho como persona generosa y estupenda que eres. Ya nos hemos enterado de tu vida y milagros en este bello paseo por tus recuerdos.
    Felicidades mil y me llevo mi trocito de tarta. ¿Lo tenías previsto?
    Besos Elena y que tengas un dia doblemete maravilloso junto a los tuyos

    ResponderEliminar
  9. Pues muchas felicidades, hermosa :) Espero que lo pases estupendamente junto a tu marido, tus hijos, tu familia y amigos. Y ya sabes, a disfrutar de la vida, para que puedas alargar esa biografía sobre todo con cosas buenas.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  10. ¡Jajajaja!
    ¡Nunca había leído una biografía tan entretenida, sobre todo porque, aunque no figuro, ha sido como verme reflejada en cada detalle, en cada lugar que citas.

    Doña Elena también fue mi maestra de párvulos, aunque unos años después (yo nací en el 66).

    Conocí el largo pasillo de tu piso de la calle Francisco Merino (Calle Córdoba pa entendernos), y mis recuerdos de infancia están unidos a la tienda de tu padre, justo debajo de ese piso, donde yo iba a comprar las cremalleras o los trozos de tela a por los que me mandaba mi madre. Recuerdo que tu padre siempre hacía la cuenta en el mismo papel que luego usaba para envolverme la compra.

    En la foto de fin de curso he notado, antes de leer el texto adjunto, que llevabas el pelo liso. Me he imaginado automáticamente que sería de pelu, porque tus rizos son indomables.

    Yo también llevaba casquete en mi Primera Comunión (y no última, jeje), aunque para mi disgusto cuando la hice habían dejado de llevarse los velos, y tuve que esperar a casarme para poder cubrirme con el soñado tul blanco de mis sueños de princesa.

    Lo que me ha sorprendido es ver que llevas casada menos años que yo. Yo me casé con tu primo Segundo (aunque primo hermano) en el 89.

    Lo de las galletas es un vicio compartido, aunque para mí sólo son tentadoras acompañadas de chocolate. En fin... ahí estamos en la lucha continua con los kilos y el efecto yo-yo.

    Y ahora viene un hueco que te has dejado sin rellenar, justo antes de lo de cuñáaaa, y era un lugar donde bailaban muñecos de caritas sonrientes, y donde tú y yo nos conocimos, a pesar de llevar toda la vida viéndonos.

    Un beso muy grande y FELICIDADES, prima.

    ResponderEliminar
  11. Cordobesa me temo que no eres la primera, te echó la delantera Manuel, jajaja..., no importa, siempre estás presta a la cita, nunca faltas y te lo agradezco.
    Sí, eran otros tiempos, las comuniones han cambiado de una manera increíble, y de la decoración de las casas mejor no hablar.
    Ya no peso 52 kg., eso era cuando comía más lechuga que un conejo.
    Gracias por la felicitación, igualmente.
    Un beso Luisa.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Otoño, espero que lo pases bien hoy con tu Primavera. Que pasen los malos momentos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Eso espero Nusa, que nos sigamos leyendo.
    Gracias.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, Candela, tú sí que eres increíble. Descubrir tu casa sí que ha sido todo un hallazgo para mí.
    Muchas gracias y a disfrutar de este día.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Vaya Sonrisa, FELICIDADES aunque sea con retraso.
    Gracias por lo de las galletitas, la verdad es que cada vez me parezco a una de esas redonditas y tostaditas, jajajaja...
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  16. Ay mi Katy, tú siempre tan generosa. A ver, lo mismo a la vejez me da el avenate y hago algo grande para la humanidad, jajajaja...
    Gracias por estar siempre.
    Un millón de besos y a disfrutar del día.

    ResponderEliminar
  17. Mª Carmen, eso espero, al menos escribir la segunda parte ¿viviré otros 48 al menos? quién sabe.
    Muchas gracias y felicidades a ti también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Adelaida, he tenido que hacer un verdadero esfuerzo para resumir esta pila de años y no aburrir al personal con mis aventuras y desventuras.
    Por supuesto han pasado muchísimas cosas más, algunas quedarán siempre a buen recaudo en el doblez de mis recuerdos, todos lo tenemos.

    El pelo, ay el pelo, ahora lo llevo muy bien, me reconcilié hace tiempo con él pero en aquellos años tenía una guerra declarada a los rizosque no me dejaba casi vivir, jajaja, ya ves, cosas de preadolescentes.

    Un beso y pásalo bien con mi primo.

    ResponderEliminar
  19. Muchas felicidades Elena .
    ¡Qué pequeño es el mundo! Durante el curso 72-73 fui profesora en el Colegio Monjas de Baena y tenía una alumna de Castro , de la que me hice muy amiga. Fui a su casa en algunas ocasiones, estuve en la feria del pueblo... Qué buenos recuerdos y que lejanos .
    Feliz semana y un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Pero pequeño Chelo, yo tengo amigas que estudiaron en ese colegio de Baena.
    Yo no soy de Castro, estudié en su instituto y conozco mucha gente de allí.
    Muchas gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Elena MUCHISIMAS FELICIDADES por tu cumple y por esa manera tan graciosa de narrarnos año por año tu biografiá. Por lo que veo somos Acuario igual que Sonrisa, yo cumplí años el día 10 pero claro muchossssssss mas que vosotras que sois aun “ unas muchachitas”. Me ha hecho gracia el año de tu comunión pues hay que ver como han cambiado las cosas. Antes con la estampita te daban algunas monedillas y recaudabas algo, ahora en cambio todo lo contrario te deja sin un duro.

    Bueno Elena como siempre me has hecho pasar un rato muy agradable y como dices granito a granito se forman montañas. Sigue siempre así y que añadas muchísimos años a esta ristra de acontecimiento que has tenido la delicadeza de ofrecernos. Un beso muy grande para ti querida amiga.

    ResponderEliminar
  22. Así era Teresa, la limosnera tenía sentido en mis años para ir recaudando, jajajaja..., ahora la llevan de adorno.
    Gracias por tus palabras, era un temor que tenía al publicar este post, que os aburrieseis.
    Un beso para ti Teresa.

    ResponderEliminar
  23. Muuuchas felicidades!!! Espero que cumplas más y más años para que tengas más crónicas tan interesantes como esta. Un abrazote con mucho cariño y espero que estés pasando un día fenomenal.

    Beso.

    ResponderEliminar
  24. Gracias Cuet, tambié te deseo yo que estés pasando un buen día.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Yo no creo que fuese capaz de recordar tantas cosas... por cierto, echo en falta dos fechas importantísimas:

    1971 y 2010...

    Hosti tu, ahora que he atado cabos, me paice que es tu cumple, pues nada, vivan los novios.

    ResponderEliminar
  26. Vamos a ver Isra, qué quieres decir, ¿que no te acuerdas de lo que te pasó en 1971 y 2010?
    Ay, no tienes remedio.
    ¡¡Que vivan los novios!!

    Un besazo, guapetón.

    ResponderEliminar
  27. DOÑA ELENA
    FELICIDADES A MONTON, como los besugos de San Antón.
    Eres una chavalita y aún te queda una larga vida hasta que tus nietos terminen sus carreras.

    Ha sido un placer leer tu vida resumida y especialmente tener la honra de contar con tu amistad. No pienso darte coba pero te diré, sin que sea un precedente para el futuro, que eres la mejor persona que he conocido en Internet.

    También tengo que ponerte alguna pulla, claro. Por ejemplo, no cuentas nada de tus ratos de paseo con tu novio, momentos que suelen ser mucho más importantes que todas las Primera Comuniones, ni de tu vocación frustrada de ser la Abadesa de las Trinitarias o de las Clarisas.

    Hoy he estado todo el día fuera de casa y no he tenido modo de llegar antes a este sitio pero ha merecido llegar.

    Te quiere, doña

    ResponderEliminar
  28. Uy Tella, que me vas a sacar los colores con tanto halago.
    No me pongas faltas por no contar mis andanzas con mi novio, demasiado he contado, y siempre hay que guardarse cosas para uno mismo, piensa que esto lo lee cualquiera, hasta mis hermanos.
    Tampoco quería aburrir con una lista interminable de sucesos, he hecho lo imposible por resumir nada más y nada menos que 48 años.

    Ya te echaba de menos, he ido varias veces a tu blog y no había ninguna respuesta a los comentarios, me alegro de que hayas llegado ya y la ausencia no se haya debido a nada raro.

    Yo también me alegro de contar con tu amistad, aprendo mucho de ti y de tu blog, y también he disfrutado con algunos debates, votaciones y correos, aunque también hemos pasado momentos blogueros un tanto amargos de quien se empeña en buscar las siete patas al gato. Qué le vamos a hacer.

    Un abrazo Javier.

    ResponderEliminar
  29. Hola Elena, bella forma de escribir tus años de existencia en esta vida, los has relatado como la la vida misma, pues así de rápido pasa la vida y nadie nos ha enseñado a saber vivirla.

    Te deseo un feliz cumpleaños!!

    Creo que ha sido el mejor cumpleaños que he celebrado nunca vía Internet.

    Gracias por compartir tanto. Besos

    ResponderEliminar
  30. Gracias a ti por la visita De Niro. Y gracias por la felicitación.
    Contar tan resumidamente toda una vida no es fácil, he intentado hacerlo de forma amena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Feliz cumpleaños Elena.

    Con este poema silencioso
    mi enhorabuena se desliza
    los cuarenta y ocho en tí,tan sigiloso
    como una pálida sonrisa.

    Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  32. Oye, que mi esposo me acaba de decir (palabras textuales): "Hoy es el santo de Valentín y del niño Valentín, y el cumpleaños de la tita Anita y de mi prima Mª Elena".

    A lo que le he respondido: "Lo sé; ya he felicitado a tu prima en su blog". Y he vuelto el portátil con tu página abierta en dirección a su sillón, para que pudiera ver tu foto y tu entrada de hoy.

    -Pues felicítala de mi parte...

    Así pues MUCHAS FELICIDADES DE TU PRIMO SEGUNDO.

    ResponderEliminar
  33. Me alegra conocerte un poco más y me uno al coro de todos los que te felicitan. Acepta esta mía como especial, como si fuera única, y baila conmigo este son de alegría.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  34. Gracias Luis, una original felicitación que te agradezco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Adelaida, dale las gracias a mi primo por su felicitación.
    Y un beso.

    ResponderEliminar
  36. Pues a bailar se ha dicho Francisco.
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Muchas..., muchas FELICIDADES y muchos besos para tí y para esos compañeros blogueros que quiero. Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Menuda alegría Lola, muchas gracias, y felicidades para ti que creo recordar cumpliste años el día 4 ¿no?
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  39. ¡¡¡¡Venga ya!!!! Me estas vacilando a base de bien. Que el día de los inocentes ya paso, y queda un año muy duro para el siguiente. Que noooo, que no admito Zapatero como animal de compañiaaaa, que no te creoooo...

    Por cierto, la foto del discurso no tiene desperdicio ninguno. Sin duda el mejor año el 2009, apareció un gallego loco en tu vida jajaajajajajaajaj

    Que conste en acta, que sigo sin creerte pero a fuerza ahorcan

    ¡¡¡¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te desea el gallegooooooooo, cumpleaaaaaaaños feliiiiiiiiiiz!!!!

    Ya te mandare mi dirección por email para mi trocito de tarte jjejeejeje

    Por cierto, que se me olvidaba... ¡¡¡¡¿Que tu fumabaaaaaaaaaaaaaaas?!!!!!

    PD: Me esta costando Dios y ayuda comentaros, este Google siempre haciendo la puñeta

    ResponderEliminar
  40. Felicidades Elena. he disfrutado mucho de tu biografía y me has hecho pensar en la mía. Mañana dia 15 yo haré 53 años, muchos para poder dar retazos de lo que significaron estos años.
    Otra Acuario, bienvenida.
    Un besazo y guardame un trozo de tarta. Yo ya abandone los 52 ...jajaja

    ResponderEliminar
  41. Eres un adulador Javier, claro que te lo crees, los llevo escritos en la cara, jajajaj...
    Ya sabía yo que te ibas a reír de mi pantalón acampanado, pero chico, en los años setenta era el último grito y a mí siempre me gustó ir a la moda. Y si te fijas, en el bolsillo del babi se ve la silueta del bolígrafo que siempre llevaba a clase, ni lápiz ni goma ni sacapuntas, sólo un bolígafo.

    Un besazo gallegoooooo.

    ResponderEliminar
  42. Vaya Mª José, muchas felicidades a ti también.
    Me doy cuenta de que hay muchos acuarios por aquí, buena gente, jajajja...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. FELICIDADES
    La mejor edad es la que esta dentro la que hace no perder esa capacidad de vivir la vida cada dia como si fueramos jovencitos, maravillarnos diariamente porque tenemos otro dia para ir en busca de los que deseamos.
    Un abrazo a tu alma

    ResponderEliminar
  44. ¡Y caminabas al año! Yo lo hice a los dieciocho meses, tan gordito. (Ahora no paro de andar y estoy como una pluma).

    Un beso (blanco).

    ResponderEliminar
  45. Hola,
    me ha gustado mucho tu post.
    ¿eres de derechas?
    Hasta otra

    ResponderEliminar
  46. Lavela, mis hijos también caminaron al año, serán cosas de genes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Gracias Anónimo.
    Digamos que no soy socialista.
    Hasta otra.

    ResponderEliminar
  48. Muchas felicidades, Elena, y que sigas tan guapa por lo menos otros tantos como los que cumpliste el otro día.
    Desde luego tu marido no tiene excusa para olvidar tu cumpleaños!

    Perdona que te felicite con retraso, pero no toco el ordenata desde el domingo.

    ResponderEliminar
  49. Elena, mil felicidades y mil besos!!

    Buaf, que buen relato de tus memorias...un auténtico placer leerte. Ah, en la foto del campo de futbol, estas monisíma con tu pelo liso, pero en la otra estás estupenda!!
    Todo mi cariño para ti

    ResponderEliminar
  50. Aspirante, no se olvidó de mi cumple, me regaló dos libros, siempre me los regala a pares, jajaja...

    Un abrazo, ah, y gracias por lo de guapa.

    ResponderEliminar
  51. Maripaz, los pantalones acampanados eran el último grito en los años setenta, jajajaja, qué pintas.
    Gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  52. Hola Elena :)
    Como todos los santos tienen su octava, llego aún a tiempo, aunque te felicité en un comentario en el blog de hincar el día anterior a tu cumple, no se si lo llegaste a leer.
    Nunca es tarde si la dicha es buena :) y bueno es tenerte entre nosotras, contar con tu amistad, con tus comentarios, con tus relatos y con tu eterno buen humor.
    Que seas muy muy feliz, todos los dias de tu vida y esooooo... ya has hecho cosas muy importantes en tu vida, seguro sabes cuales.
    Un besote enorme y con mucho cariño

    ResponderEliminar
  53. Muchas gracias María, sí, creo que me has felicitado unas cuantas veces, jajajaja..., pero no importa, a nadie le amarga que le deseen felicidad.
    También yo me siento muy orgullosa de contar con vuestra amistad, ya lo sabes.
    Un beso gordote.

    ResponderEliminar
  54. ¡Y mira que estás guapa, jodíaaaaaaaaa!!!
    FELICIDADESSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  55. Enhorabuena guapa!!

    Brindo porque sigas enganchada años y años....

    Yo desde luego seguiré enganchada a ti.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  56. Por lo que noto por aqui seguimos de celebracion pues para seguir con ello, que tal si nos invitas a un cafe? las pasta las traigo conmigo.
    Un abrazo a tu alma

    ResponderEliminar
  57. Gracias Nerim. procuraré estar por aquí otros 48 años más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  58. Otoño, yo pongo el café y la copa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Elena venia a decirte que en mi blog tienes un regalito para ti, pero te me has adelantado, ha sido tal el lío que me he formado que llevo toda la noche visitando a unos y otros, no se me ocurrirá más hacerlo de esta forma.
    Espero que tengas un buen fin de semana. Besos.

    ResponderEliminar
  60. Jajajajaja... Luisa, me lo imagino, yo pagué el pato de esto de los premios y desde entonces los recibo con toda mi gratitud, los coloco en mi slide de regalos pero evito estos follones de enlaces, notificaciones, post, etc., etc.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  61. 1985... "va a venir a comer una amiga mía" ...amiga, dijo mi hermano, si si, amiga.... me presentó aquel mediodía a su amiga-novia-esposa-cuñada-amiga mía.

    1985-1990..noches de mujeres.... en la mesa camilla, mucho rumikub y muchas charlas. Niñas acostaros ya.... tú, elena, a casa de la abuela, en pijama y rebeca -costumbre que no has dejado hasta ahora creo, te despedías cada noche.

    1991 Supongo que muy feliz viste como tu nocio....y en pocos meses, marido, llevaba a su hermana del brazo en el día primero de una nueva vida.

    1992. Desde el objetivo de mi cámara tengo posición privilegiada el día de su boda Yujuuuuuuu. Mi hermano y mi cuñada se vienen a Jaén a vivir. Los 4 un poco menos solos.

    1993. Nace mi niña mayor y desde el primer día tuvo en la "desocupada" tita Elena, a la mejor niñera y paseadora por la cuestas de jaén, mientras yo me afanaba en mis clases. Ella paseaba a su sobri tirando de un carro y de su propio bombo que crecía en su interior....Lo que sudó por aquella época....jeeee.

    1994.- Nace su niño y nosotros nos instalamos aún más cerca de ellos, en Torredelcampo.

    1997.- Nace mi ahijada, la cariñosa, modosita, simpática....claro, es ahijada mía , no podía salir de otro modo. En el altar le presento al Señor y a su prima chica que yo ya llevo en mis entrañas.

    2003. Menudo fín de semana de comuniones...el sábado tu hijo...al día siguiente, mi hija.... el lunes pollo y piña....

    2009. Recién estrenadito tu primer ordenador tuyo-tuyo...Me enseñas tus escritos que desembuchas en otra parte y me empeño, tú lo dijiste, en que todas esas bellas palabras que tan bien sabes juntar reposen en un blog tuyo.... Y lo abrimos. Y mira que he ayudado a abrir blogs, que ya he perdido la cuenta...pero cuñá, el tuyo , fue el que me ha salido más rebelde...; mira la de veces que te ha puesto de los nervios; la de ratos que hemos echado al teléfono intentando aplacarlos..." mamá, la tita elena te ha llamado, será para algo del blog...." jeeeee. Y lo bonito que lo tienes.....

    48 años cuñá...26 de ellos compartidos. Buen balance y lo que te rondaré morena.

    Enhorabuena.-

    ResponderEliminar
  62. Ayyyy...cuñáaaaaa... qué joía eres, me acabas de emocionar, en serio, aquí ando con la lagrimilla a puntito. Cuántos recuerdos me has traído, cómo pasa el tiempo...
    No se me olvidan aquellos ojitos negritos de aquella niña tan buena que apenas lloraba, las tardes en Simago dando vueltas por los percheros de bebé, qué calor tirando del carrito y de mi barriga, ...qué ganas de orinar.

    Y sí, sigo con mi pijama y mi rebeca, como aquellas noches de charlas, juegos y crucigramas ...del cuadro en relieve mejor no hablamos, jeje.

    Y te empeñaste ...y te lo agradezco, gracias por abrirme esta posibilidad de conocer a una gente maravillosa y de abrir la puerta a todo un mundo de sentimientos y emociones que no se atrevían a pasar del escalón.

    No voy a desaprovechar la ocasión de agradecerte la paciencia y la ayuda desinteresada que prestas. Gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails