martes, 27 de octubre de 2009

UNA VELITA DE ACEITE


Que son días de encalar sepulturas, limpiar lápidas y pintar barandillas en purpurina.

Que hay que llenar floreros transparentes de agua limpia y habitarlos de gladiolos blancos y crisantemos amarillos.

Que hay que alzar escaleras al cielo donde moran las almas que se fueron y desempolvar los tejadillos rojos.

Que las calles de este pueblo muerto se engalanan con macetas ocres a la luz trémula de las velas y las campanas redoblan al viento.

Que nos reza la parroquia, que nos visitan los amigos, que la familia nos recuerda, que estamos aquí y no nos olvidan.

Que somos los anfitriones de esta fecha, que es nuestro día, que celebramos el día de Todos los Santos, y en la que fue nuestra casa, una velita de aceite alumbra a los difuntos.

Que no es carnaval; y si un aquelarre siniestro llama a mi puerta la madrugada del 31 -“caramelos o susto”-…, saldré con mi farolillo hueco de sandía y les sacaré una fuente de gachas.


20 comentarios:

  1. Antonio Jesus27/10/09 21:06

    Pasear un día que no sea el tan señalado para ellos-as y vereís como no hay ni un sitio en el que se respire con más tranquilidad y silencio que en él

    Paser un día tranquilamente por sus calles y veréis la cantidad de gente que conocemos que ya no esta entre nosotros, tan solo en nuestro recuerdo

    Un beso resala

    ResponderEliminar
  2. UUUuuuyyyy..., ésto del "Día de los Difuntos" como que siempre me dió un poco (bastante!!) de yuyu!!!.
    A mí es que ésto de los muertos, los cementerios y todo éste tinglado nunca me atrajo mucho. No suelo ir mucho al cementerio, el "Día de de los Santos" por que no tengo más remedio, pero cuando salgo de allí hasta mala me pongo, la respiración me falta y creo que cojo hasta una poquita de depresión.

    Ahora me voy a pasar contigo..., lo siento pero eres una "cabrona"!!!, a quién se le ocurre poner ese plato de gachas!!!!.

    ResponderEliminar
  3. Es un día muy emocional para muchos, y un acto hipócrita para la mayoría.
    Cuando fallece un familiar se visita su tumba con cierta frecuencia y emoción.

    Transcurridos los años del deceso, poca genta acude y los que lo hacen es, en una gran cantidad, por cumplir con un ritual sin más.

    En Vasconia, cuando yo era niño, los cementerios no se adornaban con flores ni con nada para el 1º de Noviembre.
    La cosa cambió desde que llegaron los inmigrantes andaluces y extremeños, allá por los años 1960, que adornaban los nichos con la foto del difunto y con ramos de flores.

    Después la gente local les copió.

    Sigo pensando que muy pocos recuerdan con frecuencia a sus familiares difuntos.

    Personalmente, tengo em cada acto de mi vida la visión de lo que hicieron en tal o cual ocasión mis padres y abuelos. Pero no acudo jamás a un cementerio.

    Por otra parte, por razones de espacio urbano y crematistícos, las autoridades ( las que sean) irán empujándonos a que lo mejor es la incineración. Y llegará un momento en que no habrá cementerios.

    Probablemente España sea uno de los lugares del Mundo, junto con chinos y japoneses, que más culto externo se rinde a los muertos.

    Así como también el país que más menciona al Diablo o Demonio, hasta el punto de que Madrid es la única ciudad mundial que tiene una ESTATUA al DIABLO.

    Por otra parte,

    ResponderEliminar
  4. hola amiga. Gracias por estar entre tus blog favoritos-amigos. Es para mí un honor.
    Con respecto a tu escrito: hoy he estado en el cementerio con mi madre, y es cierto lo que dice tu A.J., otros días he estado y el silencio te entra por todos los sentidos y casi es grato estar ante ese sentido silencio. Ahora hay mucho jaleo y no me gusta permanecer mucho rato. Mi madre me regaña por estas fechas porque le digo: a mí no me gusta ir a la"feria sevilla". Durante todo el año, las flores secas las vez y nadie las recoge. Estos días ponen tantas flores que no se ven ni los nombres de las personas que duermen allí dentro. Seré rarito para estas cosas pero no me puedo contener.
    Un beso amiga. Un día me gustaria conocerte y charlar un rato sobre nuestros temas de blog. Gracias otra vez. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ANTONIO JESÚS
    La verdad es que a mí no me gusta pasear por el cementerio.

    LOLA
    No me recrimines las gachas, tómate la cantidad que quieras, estas no engordan, je,je.

    TELLAGORRI
    Tampoco soy asidua al cementerio, ni en estas fechas.
    Creo como tú que lo mejor es la incineración.
    Ya sabes que los andaluces somos muy folclóricos y nos gusta mucho un adorno, por eso, en estas fechas se ponen los cementerios tan coloridos como una feria.
    Sí, ya sé, creo que la escultura se encuentra en El Retiro ¿no?

    PACO
    Pienso como tú, algunos sólo se acuerdan de sus muertos en estas fechas.
    Cuando quieras nos tomamos un café.

    ResponderEliminar
  6. Hola Elena.
    Bonita y original entrada, como es habitual en ti.
    Es bueno conservar nuestras tradiciones, porque son nuestra cultura... la que nuestros mayores nos han dejado. Desechar todo nexo con el pasado sería eliminar los cimientos de nuestra vida.

    Yo también estaba escribiendo unos recuerdos relacionados con esta fecha de los santos, que colgaré en mi blog muy pronto. Como siempre, estás invitada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Las gachas más ricas las de Elena, aunque llevo algun os noviembres sin probarlas sin probarlas...-a esto hay que poner solución, einnnnn-....
    Me dan yuyu los cementerios... nunca he ido sóla... a nadie se lo he demostrado y guardo en mi memoria algunas visitas que jamás hubiera querido hacer...
    No hubiera querido tener que dejar allí a mi padre, ni a mis abuelos. Me hubiera gustado tener a mi padre de mi brazo hace dieciocho años -aunque tuve al mejor representante suyo- pero fui a visitarlo ese mismo día y sé que sembré felicidad a mi lado con ese gesto.
    Nunca debieron quedarse alli amigos jóvenes: Enrique, Elena...
    En fin... que no me gustan.
    Besos de calabaza, de susto y de truco.

    En fín...

    ResponderEliminar
  8. Hola, Elena. No me suele gustar ir a los cementerios. No voy nunca ni incluso en estos días en los que la mayoría van por "obligación".

    Las personas con las que convivo conocen un bello lugar donde quiero que mis cenizas sean arrojadas. Me tranquliza saber que lo cumplirán; al igual que ellos saben, en especial mi compañera, que si me toca a mi, las suyas descansarán donde ella siempre me ha indicado. Estos compromisos los considero sagrados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ADELAIDA
    Un millón de gracias por tus palabras, son importantes para mí y me animan a seguir con estas humildes reflexiones.
    Has captado perfectamente la intención del post que no es otra que la reivindicación de nuestras tradiciones, que éstas convivan con las adoptadas de fuera, pero que no se olvide el verdadero sentido de la fecha.
    ¡Qué bien nos entendemos hija!
    Besos.


    ANA
    Lo que nos cuentas lo recuerdo perfectamente, incluso tengo fotos. Y te confieso que mirarlas provocan en mí una sensación muy extraña que no te sabría explicar así de pronto.

    Cuando quieras te hago una fuente de gachas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Fernando, es importante saber que los que te rodean cumplirán con tus deseos, me alegra.
    A mí tampoco me gustan los cementerios, pero comprendo a los que van allí para sentirse más cerca de sus seres queridos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Elina!! No voy a los cementerios. Tengo mi teoría sobre donde están los seres queridos que se fueron. Por supuestop respeto las ideas de los demás. El post está buenísimo.
    Besossss

    ResponderEliminar
  12. Hola Gabriela, por lo que leo y sé, a pocos nos gustan los cementerios. La verdad es que no conozco a nadie que le gusten.

    Me encanta verte por aquí.
    A ver si consigues arreglar los problemas de tu blog para que las actualizaciones aparezcan reflejadas en el enlace.

    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  13. Nunca he visitado la tumba de mi abuela, ni la visitare nunca, no quiero, ni me da la gana. Mi recuerdo es viéndola sentada en el sofá viendo la televisión, o pidiéndome que le pusiera un disco de Manolo Escobar que tanto le gustaba.

    No me gusta en lo que se convirtió difuntos, y no por creyente (que no lo soy) sino por que se esta convirtiendo en una fiesta anglosajona, y yo con mi alma gallega, me acuerdo de nuestra Santa Compaña, y las historias de miedo que tan bien nos lo han hecho pasar de niños y no tan niños.

    Un abrazo Elena

    ResponderEliminar
  14. Precisamente eso era lo que pretendía con la entrada, hacer hincapié en el cariz carnavalesco que está tomando la fecha.
    No soy fundamentalista, acepto sin problemas las costumbres foráneas, siempre que no solapen las nuestras.

    Un fuerte abrazo Javier.

    ResponderEliminar
  15. Hola, llevo algunos dias leyendo tus comentarios en le blog de Gabriela y decidí darme una vueltecita a ver de quien eran esas palabras. Tienes un blog majo pero justo he dado con una entrada ....
    A mi no es que me disgusten los cementerios, de hecho suelo leer lápidas y pensar en quien descansa alli, pero prefiero la incineración.
    No me gustan los lugares de culto ni peregrinación a los difuntos. Respeto a los que lo hacen por supuesto.
    Me pasaré más amenudo. Un abrazo y que te salgan bien las gachas :-)

    ResponderEliminar
  16. Bienvenida Katy, siempre encontrarás abiertos los postigos de este Callejón.

    Las gachas..., no hay otras más buenas que las de mi madre, y yo como buena alumna, las hago igualitas, Jajaja...

    Besos y ven cuando quieras.

    ResponderEliminar
  17. ¡Que bien lo has dibujado, Elena! Pero lo mejor ha sido el aguijón final... Así era, con la sandía y con las gachas de "cuscurrones", como les llamaba mi abuela. Me quito el sombrero y te tiendo mi capa cordobesa para que la pises, porque siempre tenemos que reivindicar los nuestro, lo que fue, lo que nunca debería de olvidarse.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Eso es un hombre galante!
    Así me gustan a mí las gachas, con un montón de cuscurrones.
    Mil gracias por esas palabras tan generosas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. ... ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazon
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesia ...


    AFECTUOSAMENTE
    EL CALLEJON DE LA PRISA



    jose
    ramon...

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tu manera tan original de llamar a mi puerta. Siempre la encontrarás abierta.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails