sábado, 23 de junio de 2012

MEMORIA


 “La felicidad no puede estar en el futuro, porque la tomamos siempre del recuerdo, llevamos su imagen en la memoria. La felicidad es algo que ocurrió una vez. La recordamos tan intensa y lejanamente que sin duda pertenece al pasado de la especie. La dicha es inasequible precisamente porque la estamos recordando. Fue.”       Francisco Umbral   “Mortal y rosa”

No sé si esta batalla que libro contra la memoria tendrá un final feliz para mí, creo que gasto energía y tiempo en algo imposible, inalcanzable, escurridizo, y cuya realidad se me clava como un dardo con nombre certeza incrustado en un lateral.
Admiro a las personas que pasan página de verdad en el libro de sus vidas, y me extraño a partes iguales, yo lo consigo a medias; siempre paso las páginas y, sin esperarlo, una brisa casi inapreciable, las rescata y me las devuelve como un búmeran que lanzara hace mil años.
A veces tengo la sensación de que vivo dando un paso hacia adelante y dos para atrás, avanzo por inercia, como los soldados de un reloj que se persiguen alrededor de la esfera del tiempo. Y sé que ese mismo tiempo me traerá, dos pasos atrás, hacia aquí, donde ahora estoy.
A mí nunca me hicieron daño los recuerdos, ni siquiera los que vienen con malas intenciones empujados por una memoria envidiable. Son míos, sin ellos, para bien o para mal, yo no sería así. He llegado a pensar que tal vez sepa de mi fortaleza y anda jugándomela a ver para cuándo una herida de muerte.

52 comentarios:

  1. ¡Madre del amor hermoso! Me has puesto los pelos como clavos de hierro duro... Elena... Elena... Me pregunto si eres consciente de tu arte. Entre un F.Umbral y tú, no hay diferencia. Tan solo el apellido y que él es conocido y ha escrito algo más. Nada más.
    Sigue esquivando que nunca te alcance esa herida a muerte.

    Con afecto sincero y admiración. Muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay ay ay, mi querida Juji, qué exagerada eres, ni que fueras andaluza, jeje.
      ¿Consciente? sólo de mis limitaciones, ya quisiera yo acercarme un milímetro al gran Fco. Umbral.
      De todos modos, se agradecen los halagos.

      Un enorme beso Juji.

      Eliminar
    2. No, Elena. No. Estoy "jartica" de ver a talentos desconocidos sin que no se les reconozca sus valores y a "eminencias literarias" sobrevaloradas hasta el vómito. Ejem... ¡es que me pongo! No soy andaluza, ya sabes: catalana, pero ¿a que lo hago bien cuándo me sale esa "vena de pasión"? jijiji
      Besitos enormes.

      Eliminar
    3. Te sale que ni pintao, ya quisieran muchas andaluzas, jajajaja.
      Eres tremenda Juji, y quizá por esa "vena de pasión" te quiero.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, Elena, pero no con la cita de Paco Umbral. Una cosa es la memoria, favorable o aciaga, y otra bien distinta la felicidad. Proyectarse hacia el pasado es vivir de recuerdos y éstos vuelven una y otra vez por mucha página que pasemos con un pretérito inamovible, pero la felicidad debe ser siempre como la zanahoria atada a la pértiga que va por delante del burro. Nos tenemos que proyectar hacia adelante, hacia el futuro, y soñar con la tierra donde mana leche y miel.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que debemos buscar hacia adelante, pero lo que buscamos lo conocemos por haberlo sentido en el pasado.

      Un abrazo Francisco.

      Eliminar
  3. Hola Elena. Es imposible ir contra la memoria. Lo único que podemos hacer es luchar, para que al corazón le afecte lo menos posible los grises del pasado y filtre únicamente, aquellos puntos azules que puedan formar un cielo en nuestro mañana.

    Saludos, Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mistral, pero hay que tener muy presente que esos grises también forman parte de nosotros.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tampoco estoy conforme con don Francisco, Umbral quiero decir; y sí con don Francisco Espada. El pasado nos ha hecho como somos, y recordándolo podemos decir: fui feliz, fui infeliz; pero el futuro es nuestra aspiración a conseguir la felicidad. Si no es asequible, no lo será por pertenecer al pasado, sino por la fatalidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es de agradecer la diversidad de opiniones, eso es riqueza, que por supuesto es bienvenida a esta casa.

      De todas maneras, creo que se malinterpreta a Umbral. Si conocemos la felicidad y aspiramos a ella en un futuro es porque la conocimos en el pasado.

      Un abrazo DLT.

      Eliminar
  5. Ay mi querida Elena los recuerdos. Muchos años me llevó luchar contra ellos para que no me ocurriera como a ti. Es cuestión de pasar página sin bucear en ellos pero tampoco dejarlos de la mano. Son tuyos, rescata aquello que no te duela y te haga daño sino que te sirva para el hoy, para el aquí y el ahora. Porque el pasado no existe y el futuro quien lo sabe.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Katy, como digo, mis recuerdos me suelen traer felicidad, y los que me traen dolor también forman parte de mi vida, dejarlos de lado no los hace desaparecer.
      Hay episodios tan cercanos que la memoria se empeña en traer, que luchar contra ella no sirve de nada. Y yo lo sé.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Elena, ante pensamientos tan bien descritos, me quedo sin palabras que puedan definir lo que me transmiten.

    Seguro que esos pasos que creemos dar hacia tras, cada vez son mas pequeños. Aunque no se olviden los malos recuerdos, se aprende a dejarlos a un lado y que predominen los buenos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vivo de recuerdos, pero no eludo recordar, además, como digo, mi memoria es muy cabezona.

      Un beso Rafaela, y gracias.

      Eliminar
  7. Pues a mi los recuerdos también me hacen daño, intento que no sea así pero no lo consigo, entiendo lo que dices y comparto la lucha a veces infertil que se mantiene con ello. He etano un poco alejada, pero ya estoy aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre eres bienvenida a esta casa Mª José.

      Un beso.

      Eliminar
  8. Los recuerdos que me hacen sino daño, los tengo guardados bajo cien llaves, Elena. No estoy dispuesta a malgastar ni una miaja de energía en algo que no me reportará ningún bien. Sin embargo, a los que me hicieron crecer, siempre les concedo una sonrisa.

    Feliz fin de semana. Caluroso, pero aún así, que sea feliz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demuestras ser muy inteligente Mª Carmen.

      Un beso.

      Eliminar
  9. Yo en cambio, pienso que la felicidad está en el presente. Eso es lo que nos ilusiona, lo que nos mueve a pasar páginas y más páginas en el afán de encontrarla.

    Muchos la buscan sin cesar, sin darse cuenta de que cada momento puede ser el más feliz.

    Suerte en la batalla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, nos empecinamos en esperarla cuando la tenemos delante de las narices y sólo la descubrimos cuando el tiempo ha pasado.

      Gracias.
      Y un abrazo.

      Eliminar
  10. LA memoria...
    A veces envidio a los de memoria quebradiza o de pez, como vulgarmente se dice. LA mía es de paquidermo y recuerdo absolutamente todo, con formas, colores, olores, minutos segundos, botones y palabras, miradas, gestos...
    Mis recuerdos, todos, están aquí, conmigo, vaya donde vaya, y ya no es cuestión de que los evoque o los huya... los llevo pegados a mi esencia!
    Y hay que aprender a esquivar el estoque final, ya lo creo, todo un arte, que ni el de Cúchares!

    Y en cuanto a tu forma de expresar todo eso, en este caso la felicidad, la memoria, lo efímero, lo que nos queda... ay, querida Elena, qué decirte que no te haya dicho ya, más que reiterar que parece que me leyeras los sentimientos muchas veces!

    Un besote enorme y relleno de veranito!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Date la mano conmigo Edurne, tengo dos características superlativas: la memoria y la pituitaria.

      ¡Ay, con lo bien que ibas y lo estropeas mandándome un beso lleno de verano! ¿Acaso no sabes que prefiero los besos frescos? jajajajaja...

      Un beso para ti, relleno de lo que más te guste.

      Eliminar
  11. Elena, el día que nos quedemos sin recuerdos, perderemos la felicidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, en mi caso, los recuerdos me la traen.

      Un abrazo Roberto.

      Eliminar
  12. Los recuerdos están en mí, pero no son míos.

    (Preciosa música en esta veraniega mañana).

    Un abrazo, Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo yo los tengo ahí porque son míos.

      Un abrazo Lavela.

      Eliminar
  13. Pasar página no quiere decir que hay que arrancar la hoja. Lo que sí te digo, aunque las palabras de Umbral las haga mías, que, como he escrito no hace mucho, un paso atrás han de ser cinco adelante. De esa filosofía hay que tomar el impulso para continuar, porque la vida no se para. Que los recuerdos nos sirvan de acicate, para escribir, o para lo que sea. Un abrazo Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muy mala memoria por ahí, y bien parece que acaban arrancando las hojas.
      Que sea como dices, y los recuerdos nos sirvan para lo que sea.

      Un abrazo Juan.

      Eliminar
  14. Hola Elena:
    Los recuerdos son siempre: el punto de partida de nuestra vida presente, son el cimiento de nuestro sentir, sin ellos no podriamos construir el y mucho menos el mañana.
    Aveces nos asaltan y son algo incomodos, otras nos hacen retener el tiempo y repetir en un instatnte; la felicidad de algunos años.
    Esa ¡memoria! bendita memoria, que lo es todo.
    Siempre es dificil comentarte, por lo exelente de tus relatos, pero almeno: hago el intento.
    Un beso y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa memoria, bendita memoria para quien fue muy feliz.

      Uf, comentar es siempre complicado, y si encima no me explico bien...
      Gracias por el intento, muy acertado siempre.

      Un abrazo Pluma.

      Eliminar
  15. Perdone Usted Señora, pero quiero ejercer mi derecho a la replica.
    Tu te explicas muy bien, pero el contenido de tus escritos, son muy profundos y muy ricos en ecencia. Es hai en donde esta lo dificil del comentario, porque hay mucha fuerza en el sentir y aveces eso; es algo muy dificil para estar a la altura.
    Escribes de maravilla y por eso siempre estoy pendiente de lo que escribes, porque pesa y llena.
    Perdon por el abuso del espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Pluma, cuánto halago, me vas a sacar los colores. Gracias.
      Y nada de perdón, en esta casa dispones de todo el espacio que quieras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Los recuerdo están ahí y son eso: recuerdos. Tampoco es tan malo dar un paso atras, en ocasiones hay que hacerlo para tomar impulso y saltar hacia adelante.Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Felipe.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Los recuerdos forman parte de nosotros, nos ayudan a explicar las cosas que hemos hecho y los motivos que nos alentaron a ello.

    La melancolía tiene mucho que ver con lo que cuentas.
    Yo opino que no es malo ir hasta los recuerdos si las visitas son dosificadas, lo que no es tan bueno es vivir en ellos una y otra vez, aletargarlos, eso no.

    Cuando estás en tus recuerdos y te impulsas hacia adelante, el salto nace con fuerza.
    Impúlsate siempre hacia delante y recuerda solo lo que te hace bien.

    Un abrazo.
    Y precioso tu blog, enhorabuena.
    Neli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a esta casa Nélida, y muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Me ha embaucado las letras con que defines ese parloteo entre pasado y presente. Soy de las que pasan página y trato de no invocar demasiado al pasado porque es un tiempo que pierdes de vivir el presente, no soy de nostalgias, cuando me visitan sin invitarlas no les doy tregua y las despido sin miramientos no se si será malo o bueno pero prefiero mirar hacia adelante un rato que estar toda la vida mirando hacia atrás.
    Descubierto tu blog creo que no pasaré página y me quedaré leyendo esto que tan bien escribes, saludos desde Tenerife y te dejo enlace de mi blog por si quieres conocerlo.

    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recordar que se ha sido feliz es una manera de ser feliz, esto no quiere decir que se viva del pasado, eso es no vivir el presente.

      Será un placer saberte de paseo por este callejón.
      Un abrazo Gloria, bienvenida.

      Eliminar
  19. Pues creo que me identifico contigo , Elena. En la vida muchas veces damos un paso hacia adelante, y cuando creemos que hemos pasado página... retrocedemos dos pasos hacia atras. Pero también hay veces que somos capaces de sobrevolar por encima de los malos recuerdos, que ya no los podemos modificar... y caminamos hacia el futuro con el corazón abierto a la esperanza.

    Un abrazo, con semillas de felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo tus palabras Ángeles.
      Que los recuerdos felices nos sirvan para volver a ser feliz y que los malos para aprender en esto tan complicado y tan sencillo que es la vida.

      Un beso.

      Eliminar
  20. Helena guapa te mando un beso. No te digo nada más porque lo que escribes siempre es bueno.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, otro beso para ti Mª Ángeles.

      Eliminar
  21. La felicidad no es un estado permanente, la felicidad se compone de toda clase de recuerdos y vivencias, buenos y no tan buenos, agradables e inquietos, y como bien dices, cada quien tiene los suyos y son esos recuerdos los que nos hacen ser la persona que somos.A mi me gusta recordarlos todos, vuelvo a gozar de los recuerdos buenos y felices y aprendo de los que no han sido así. No sé si esa capacidad me hace avanzar como persona, me gusta pensar que si, aunque, a veces, siento como tú, que doy un paso adelante y dos atrás, depende del momento y del equilibrio de mi estado de adaptabilidad.

    Precioso escrito Elena, y muy reflexivo, para leerlo más de una vez, cerrar los ojos, adentrarse en uno mismo y pensar.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que coincidimos Nerim.
      Nuestros recuerdos son la imagen de nuestra vida, y ésta es así, en parte, por ellos.

      Gracias.
      Un beso Nerim.

      Eliminar
  22. internarse en los senderos de la memoria, pastorear sus vericuetos... un excelente viaje, del q siempre se vuelve joven y viejo a la vez
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ese viaje lo suelo hacer con mucha frecuencia. No sé si vuelvo vieja o joven, pero merece la pena volver a sentir la felicidad de antaño.

      Saludos José Antonio.

      Eliminar
  23. Precioso texto. Soy de las que pasa página facilmente, pero me gusta conservar los momentos felices, las personas amadas,los momentos que vislumbre un rayo de felicidad y me agarre a el con fuerza.
    Mil besos querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aplaudo tu forma de actuar en este caso.

      Un abrazo Maripaz.

      Eliminar
  24. La memoria y los recuerdos pueden traer vida, nostalgia, alegría, suspiros, ternura, risas, dolor, todo un carrusel de sentimientos y emociones que nadie puede negar, porque los recuerdos son ello, una huella que se hizo carne en nosotros mismos y que hoy son experiencia y andamiaje de nuestra propia personalidad. Se dice que recordar es volver a vivir, aunque a veces también es volver a morir, dependiendo lo que se recuerde. Recordar es bueno, pero vivir de recuerdos no lo es, porque no se puede avanzar mirando hacia atrás. La historia una vez escrita ya no se puede cambiar, pero se pueden escribir nuevas historias que tengan un mejor final.
    Es delicioso leerte y rememorar cada entrada tuya es garantía de haber disfrutado de un momento feliz.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Se dice que recordar es volver a vivir, aunque a veces también es volver a morir"

      Y también que recordar que se ha sido feliz es una manera de volver a serlo. En mi caso vuelvo a ser feliz, porque lo fui y lo recuerdo.
      Otras veces, las menos, en mi memoria caben episodios menos agradables que no por ello dejan de formar parte de mí.

      Un momento feliz para esta humilde bloguera es tu visita y tu siempre acertado aporte.
      Un abrazo Juan Carlos.

      Eliminar
  25. Tal Parece que al escribir estas letras no estabas en tu mejor momento; pero te entiendo porque tambien en ocasiones me he sentido igual. No deberias pensar que daras pasos hacia atras, Es mejor concentrarse en lo bueno y bonito que queremos alcanzar. A veces El pasado solo trae nostalgia. Espero estes bien, Saludos desde Puerto Rico! Un placer conocer tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío. Sé bienvenida a esta casa.

      Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails