lunes, 13 de septiembre de 2010

CANCIONES DESAFINADAS

I’m singing in the rain
Just singing in the rain
            Gene Kelly “Cantando bajo la lluvia”
                                     
                                              
Hoy me aúpo a los tejados de esta ciudad desierto en busca de alguna huella de tu regreso rodando por la línea del horizonte, pero a lo lejos sólo atisbo una nube de polvo viciando el aire denso que se arremolina en acto de protesta negándose a marchar. Todavía.
Vuelvo a asomarme a la tapia de tu verano agachada y en silencio, empujando con la mirada el minutero espeso de mi reloj de muñeca y dando cuerda al reloj parado que sostienes en este cielo mudo que aplasta las aceras de tus calles.
Mantienes mis pupilas atadas a las miradas que dejé detrás de los cristales arañados, mirándote, aunque ni te viera. Deletreo tu nombre con tinta indeleble para transformarte en realidad tangible en el hueco de mis manos. Y atraparte.

A veces me canto canciones desafinadas a ver si las oyes y decides volver a desentrañarme las ganas y vuelvo a oír tu goteo implacable sobre el alféizar de mi ventana. Mojando de una vez mi impaciencia.

53 comentarios:

  1. REVERENDÍSIMA
    Cuánta añoranza de la LLUVIA os noto en vuestro melancólico lamento a los dioses del Cielo.

    En la Córdoba de los jardines llenos de fuentes multicolores, refrescantes y aromadas, ¿cómo es posible que la Civilización haya dejado aquello convertido en "nubes de polvo viciado"?

    Habría que hacer rogativas al virtuoso Guadalquivir para que se deje evaporar y transformar en grandioso manantial astral.

    Bonito poema, una vez más, en loor a las carencias ambientales de mi cordobesa preferida.

    ResponderEliminar
  2. Oh, Eminencia.
    Esta ciudad era y sigue siendo la más bella de las bellezas, pero allá, por la silueta de la campiña sólo se divisa un cielo sin resquicios, azul de una pieza. Y yo añoro esa rendija amable que dé paso a la lluvia.
    Es que el otoño y el invierno pasado me malacostumbraron, yo creía que la lluvia no se iría, o al menos, que volvería pronto.

    A sus pies, Su Eminencia Tellagorri.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó tu entrada.

    Un placer leerte

    ResponderEliminar
  4. Me parece, Elena, que los del Sur nos estabamos acostumbrando mal. Tanta lluvia éste año que la vamos a echar de menos.

    Pero Córdoba es preciosa con lluvia o con sol. Recuerdo los patios de La Judería y las manzanillitas con tapa, juerga y flores, espero volver. Disfrútala.

    ¿Has tenido problemas con el fobdo de sonido?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Mistral.
    Siempre andas por aquí y yo sigo sin encontrar tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Delicioso y cálidamente melancólico texto. Acompañado por el tema de REM... una implosión.

    Saludo y beso

    ResponderEliminar
  7. Candela, Córdoba es una bella ciudad, la gran desconocida de Andalucía, solapada por Sevilla o Granada. Espero que consiga la capitalidad europea de la cultura para 2016 y que se dé a conocer por todo el mundo como se merece.

    No sé lo que es el "fobdo" de sonido, pero sí que me pasa algo con el ipod, éste carga antes que la plantilla y cuando ésta se carga del todo, da un salto y se para la primera canción. Esto sólo me pasa con el explorer, con el Firefox no.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola 1600, bien hallado.
    Siempre con la frase adecuada, generosa.
    Me gusta que te fijes en mi música.

    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  9. La luz del Sur pelea por hacerse un hueco entre el horizonte y tu sombra. Entre la lucha permanente abierta en el corto espacio interior que separa la lluvia de tu piel.
    La deseas, y ese deseo es distancia que aún ahuyenta el consuelo del agua.

    Que en tu vida se perpetúe el arcoiris.

    Luis.

    ResponderEliminar
  10. Ainssss Luis, con tus comentarios yo crearía un blog de poesía.
    Gracias por tus letras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. El jueves, me han soplado que el jueves, cuñada.....saca las papilas olfativas al balcón que desde el miercoles llegará por tu campiña el olor a tierra mojada....
    Yo también tengo ganas, no creas!!!!
    Chaito, otra vez.

    ResponderEliminar
  12. Dios te oiga y esa lluvia venga a refrescar el ambiente.

    Chaito, otra vez.

    ResponderEliminar
  13. Una ligera añoranza cuando oyes caer el agua, uff siempre se recuerda con alguna cancion que nos viene a la cabeza, las mias son de otro tipo, mas actuales, aunque si es bailar bajo el agua siempre me ha gustado tanto, que no tenia suficiente con mojarme con la que caiga, sino que charco que veia alli iba a meterme, no se creo que venia para ser sirena, ja ja
    Me gusto mucho el texto que lo estaba viviendo por la buena narradora que eres.
    Primavera

    ResponderEliminar
  14. A veces me canto canciones desafinadas a ver si las oyes y decides volver a desentrañarme las ganas...jajaja, buenisima ocurrencia Elena.

    Muy bueno como siempre, saluditos guapa.

    ResponderEliminar
  15. Primavera, tú ves, yo nunca me metía en los charcos. Eso de llenarme de barro los pies nunca me gustó. Tampoco tuve nunca botas de agua y la regañina podía ser importante, jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Gracias Sonrisa, a ver, ando como loca canta que te canta y ni por esas, jajaja.

    Un beso para ti, guapetona.

    ResponderEliminar
  17. Pués mi querida Elena me temo que por más que desafines vas a tardar en hacerlo bajo la lluvia. Por más que te asomes a la ventana por ahora la nube de polvo nos seguirá persiguendo. En Córdoba o en Madrid. Y espero que cuando venga lo haga suave, quedo porque si viene con fuerza vengadora arrasando más vale que tarde.
    I´m singing in the rain... Preciosa película para recordar.
    Un beso... seguiremos esperando

    ResponderEliminar
  18. No me digas eso Katy, que me desanimas. Yo por si acaso seguiré cantando, eso sí, si viene que venga en son de paz.

    Un besote guapetona.

    ResponderEliminar
  19. Precioso, Elena!!
    Puedo adivinar la nostalgia de horas vividas, esas gotas de agua que son lágrimas,esos recuerdos agazapados en el corazón...
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Gracias Maripaz, aunque no es nostalgia por las horas vividas lo que intento expresar, sino por la propia lluvia en sí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Me gusta cómo te queda el cambio de look, pero no desafines mucho, que aún espronto para que venga la lluvia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Ay Tawaki, llevo todo el verano dando alaridos, las vecinas me dicen que me calle por el patio interior... y nada, que no llueve.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Vaya Elena, no sabía que estabas por Complutum (como hablas de la ciudad más bella de las bellezas pensé que andabas por aquí).

    He tenido que ir a buscar al diccionario calificativos que encajasen para describir tu post, y todos se me antojaban escasos.

    Brillante.

    Por cierto, dame una guitarra y ponte a resguardo...

    ResponderEliminar
  24. No te preocupes, que todo llega. Hasta el diluvio llega. Y después nos sentiremos, otra vez, rogándole al sol para que nos reconforte con sus rayos.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  25. Bueno Isra, dicen que sobre gustos..., Córdoba tiene bello hasta el nombre.

    Vaya dúo haríamos los dos, tú con tu guitarra y tu sombrero cordobés y yo con mi flor "pinchada" en el moño, jajaja.
    Llovía seguro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Mª Carmen, el invierno pasado no eché de menos el sol para nada. Quizá porque sé que fue una excepción.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Estimada Elena...

    ¿Será cierto que querrán llorar esas caprichosas nubes sobre Córdoba el jueves a mediodía?...

    sds!

    ResponderEliminar
  28. Dios te oiga, y si no llueve, al menos que bajen las temperaturas.

    Un abrazo Dadaista.

    ResponderEliminar
  29. Si fuera una votación, tendria que llover , pero escucharte es lo mismo de placentero, el resto ya llegará .
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. El fobdo es el fondo que se me ha ido el dedo jajaja!!!
    ¿Como la gran desconocida? De toda Andalucía es la que más me gusta (incluyo Granada y Sevilla)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Ay Sylvia qué cosas me dices más bonitas. Gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Candela, a ver si sujetamos esos dedos para que no se vayan, jajaja

    ResponderEliminar
  33. Y es que la lluvia tiene ese halo nostágico que tanto nos gusta ¿verdad Elena?
    Cuando caigan las primeras gotas, sal a la calle y empápate con ellas. Verás que sensación más relajante.
    Abrazos guapetona!!!

    ResponderEliminar
  34. No lo dudes Silvia, saldré y me mojaré.
    Pero más que mojarme, lo que me gusta es mirarla y oirla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Reverenda Madre Abadesa, extasiado quedo ante vuestra exquisita prosa convertida en dúctil verso.

    Resuelvo pues, que vos no escribís con pluma, sino más bien con el alma prendida en cada sílaba.

    Bendita seáis.

    ResponderEliminar
  36. Reverendo Padre De Valero, como siempre, honráis esta casa con vuestra presencia, y mis humildes letras con vuestra resolución.
    Mil gracias.

    Beso su mano.

    ResponderEliminar
  37. Pero nunca has probado los baños con arcilla?, mira que son buenos para el cuerpo, pues esto era lo mismo ja ja bueno era pequeña, pero aunque no lo creas a veces me meto, ahora es porque voy con la mente volando que no veo donde van mis pies...
    Primavera

    ResponderEliminar
  38. Gracias Aspirante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Primavera, lo más parecido a un baño de arcilla que me he dado ha sido con la arena húmeda de la playa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Yo venía buscando el blog de unos ojos negros, pero me lo han cambiado y, a cambio me encuentro con una cordobesa/carteyana o carteyana/cordobesa añorando la lluvia, o la choiva que abunda en mi tierra. A cambio adorna sus bellas letras con bellos himnos, para capear el temporal me imagino.

    P.D.: Si por si ocurriera y alguien encontrase a esos ojos negros que venía a visitar y sin que ella se entere, decir que el blog "nuevo" me gusta muchoooooo...


    Besos guapetonaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  41. Ya ves querido Javier, de todo se cansa una, hasta de los propios ojos mirándote todo el día.
    De todas formas los tengo a buen recaudo.

    El cambio de plantilla me gusta mucho pero tengo un problema, con el explorer, al cargar la plantilla salta el ipod y se me para la primera canción. Tendré que cambiarla otra vez.

    Un beso resalaooooooooo

    ResponderEliminar
  42. Un texto bello hasta decir basta, precioso, amiga Elena. Así, igual que tú, aunque no sepa decirlo tan bien, espero impaciente la lluvia.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  43. No me seas modesta Mercedes, toda una escritora con novelas publicadas.
    Yo soy la que te admira.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. La lluvia es como un amante ingrato, esperamos con impaciencia y viene cuando menos se la espera o no deseas que venga.
    Me encanta tu blog
    Nela

    ResponderEliminar
  45. Hola Nela, bienvenida.
    A mi me encanta tenerte por aquí, ven cuando quieras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. ELENA, he llegado hoy al campo:LLUEVE; llueve muchisimo , no sabes como estoy disfrutando 14 graditos ¿durara? mientras tanto lo aprovecharé y disfrutaré recordandood a todos los que sentis , esta necesidad.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Que mosa canción... espero que la escuche por que aún desafinadamente es una canción que alegra el corazón .. a mi me recuerda mucho que vuelva a ser niña y permita que la lluvia me moje la cara... =) Un abrazo Elena!

    ResponderEliminar
  48. Sylvia disfruta todo lo que puedas. Aquí empezó a llover anoche pero tras unas cuantas gotas, paró y ahora mismo hace un sol "espléndido".

    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Así es Zully.
    Gracias por tu visita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. El rebozado es distinto con arena que arcilla y no queda igual la piel...ja ja
    Feliz fin de semana
    Primavera

    ResponderEliminar
  51. Elena, yo también prefiero la lluvia, al sol que azota Córdoba, cada verano. Es mas no me importaría que fuese siempre invierno, el fresquito me relaja y alivia mi estado siempre "sofocoso" que a algunas mujeres nos toca soportar llegada la edad. Por eso y por que siempre he odiado el calor, estoy deseando que llueva y refresque.
    Tú lo has dicho muy bonito.
    Esperemos poder pasear pronto bajo la lluvia y empaparnos de su frescura.
    Un abrazo amiga Elena.

    ResponderEliminar
  52. Es que el sol de verano cordobés tiene muy malas pulgas.
    Yo también prefiero el frío.

    Un beso Luisa.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails