miércoles, 11 de agosto de 2010

HUIR

“…sencillamente cuento una verdad que es solamente mi verdad, y entonces no es la verdad salvo para mi estómago, para estas ganas de salir corriendo y acabar con esto, sea lo que fuere.”
                                              Julio Cortázar  “Las armas secretas”



Empecé a huir hace tiempo sin ni siquiera darme cuenta, a pesar de las maletas que siempre me acompañan. Y cada vez que llego a un nuevo sitio tomo medidas y puntos de referencia para ubicarme y mantener las distancias si fuese necesario.
Últimamente me descubro siempre alejándome de las situaciones que me resultan incómodas, ya sólo busco los espacios en que me encuentro a gusto, ni siquiera en los que soy feliz. Por eso huyo de todo lo impuesto, de todo lo que me obliga, a veces de esta vida diseñada a escuadra y cartabón. Y lo extraño es que aparentemente no avanzo, porque para huir hace falta salir del círculo en el que doy infinitas vueltas. Me pregunto si la vida, más que un círculo es una espiral que te arrastra sin remedio por el sumidero hacia el abismo donde los colores son indefinidos, de esos que ni siquiera tienen nombre.

A veces me quiebro la cabeza ideando la forma de girar en el sentido contrario de esta órbita que me atrapa, y hacer lo que me venga en ganas. Ya ni siquiera deshago las maletas por si tocara salir corriendo.


26 comentarios:

  1. Reverendísima, la vida es así : una huída de los agujeros oscuros. Pero es inutil. No sirve para nada la huída. No hay más remedio que afrontar la realidad. Y la realidad es una moneda de dos caras : grata e ingrata. Y no se pueden dividir las monedas.

    ResponderEliminar
  2. Triste y cruel pero real. Lo ha definido a la perfección Su Ilustrísima.
    Ya me gustaría a mí huir hasta del calor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Eso me gustaría hacer a veces, huir, desaparecer por unos días. Encontrarme conmigo misma, conocerme.
    Éso que tan bien has descrito es mi anhelo.
    Un bessazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Emibel, cuando quieras nos tomamos unos días y desaparecemos, estaría muy bien.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Elena...

    Dicen que huir es de cobardes, pero en tú caso no lo es. Es lícito no querer estar en situaciones, lugares o personas que nos incomodan, y tenemos que mirar por nosotros, nuestra felicidad, nuestro sitio, nuestro lugar. Lo demás, que le vayan dando...

    Un besote paisana (y un soplo de brisa fresca)
    Me encanta esta canción¡

    ResponderEliminar
  6. Félix, a veces la vida se pone cabezona y a una le dan ganas de salir por patas, aunque ya ves, es del todo inútil. Pero al menos nos queda la opción de elegir la compañía.

    Un beso y gracias por el soplo de aire fresco.

    ResponderEliminar
  7. Hola Elena, siempre el eterno tema de querer tirar la toalla. No querida, no se puede huir, aunque se tenga la tentación hay que hacer frente a las situaciones mi querida niña. Otra cosa es evadirse mentalmente y crearte todos los paraisos maravillosos que deseas. Pero la vida está aquí, en el día a día y tu lo sabes...
    Aunque quisieras desaparecer te llevaría a ti misma. Te toca florecer en dónde te han sembrado y a mi me maravilla cómo lo haces de bien.
    Besos y cuidate.

    ResponderEliminar
  8. Ya sé Katy, tú siempre tan sensata y razonable. Pero no me digas que a veces no sientes ganas de hacerlo estallar todo por los aires.
    Tampoco creas que yo me aclaro mucho, unas veces huiría de la rutina y cuando ésta me falta la echo de menos.

    Un beso guapísima.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12/8/10 0:27

    Hola Elena!! Me pasa lo mismo amiga. Lo describes muy bien. A veces uno se siente tan abrumada que lo único que desea es huie. Y es comprensible. Pero creo que siempre encuentras la fuerza para hacerle frente y seguir...
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  10. Ahiss pues te comprendo, hay dias que te gustaria cambiar lo que tenemos que siempre es lo mismo, por algo diferente o que nos llene algo mas, que nos de alicientes para seguir por el sendero sin huir, que no se puede hacer pues para eso esta, esto maravilloso que nos hace por lo menos olvidar, que son nuestros blog, mientras estas creando olvidas el resto, es una manera de relajarte.
    Feliz dia
    Primavera

    ResponderEliminar
  11. Dado que son las las 2 de la mañana y me he tomado un copazo, solo puedo decir que me gusta muchisimo, siempre, lo que escribes...
    me uno al comentario de Tellagorri creo que en un principio a todos nos gusta huir.

    ResponderEliminar
  12. Mmm... te diría que no huyas, pero no puedo. Es que a veces, muchas veces, yo he querido huir, escapar, desaparecer por un rato de la gente. A veces lo hago, aunque sea en mi mente. No se sí sea sano, simplemente lo considero necesario.

    Pero te voy a contar un secreto, las veces que no he huido, tienen un mejor final que las veces que sí, aunque ni yo lo crea.

    Besitos Elena, huye si quieres, pero escucha a tu corazón.

    ResponderEliminar
  13. Gabriela, siempre hacemos frente, huir de la vida no se puede, pero sí podemos hacerlo de lo establecido, de lo rutinario, de lo impuesto sin razones y que nos hace sentir mal.

    Muchos besos te mando cruzando el charco.

    ResponderEliminar
  14. Eso es Primavera, tenemos una meta pero no hay que llegar a ella por un único camino ¿no?. Sería estupendo aventurarse por otras sendas, aunque seamos los primeros en atravesarlas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ¡Uyyyy, Sylvia, jajaja!
    ¿Por qué no me llamaste? Te hubiera acompañado con otro copazo.
    Con Tellagorri es fácil estar de acuerdo, es un tío muy sensato.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Cuetzpallin, tampoco pretendo huir de las obligaciones que yo misma me propongo. Sí de los espacios y la gente que no me aporta nada, de eso es de lo que hay que huir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Huir es una elección personal e intransferible. a mi parecer, tan lícita es la huída como el enfrentamiento.
    Echaba de menos pasar por aquí, pero desgraciadamente, no puedo huir de mis obligaciones, jajaja!!!
    Un fuerte abrazo cielo!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa, huir no consuela, mejor hacerle frente a lo que sea, eah.

    Yo se que tú puedes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Lo de huir está muy bien, si pudiéramos, pero los años hacen que crezcan en nuestra alma raices tan profundas, que aunque cambiemos de paisaje, siempre nos unen al lugar, a las gentes, a las cuales "pertenecemos".
    Me ha gustado la manera en que lo has expresado en tu relato, esas ansias de correr, ese hacer y deshacer maletas. Buen escrito. Enhorabuena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. HOla bella mujer.. perdona la ausencia... muchos trajines en casa... sabes.. te leo... y más que huir siento que quieres estar en tu zona de confort.. con la gente que no te resulta toxica.. y más que huir me parece que lo que haces es vivir... a veces hay que hacer cosas asi para que la corriente no te jale... elque todos vayan para allá no significa que sea lo correcto.. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Silvia, también te echaba yo de menos.
    Espero que no hayas huido de esta casa, jeje.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  22. Sonrisa, muchas gracias por la confianza. En realidad no es huir lo que hago, más bien elegir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Carmela, gracias a ti por tu visita. También tú lo has expresado de forma perfecta, queramos o no, estamos atados a una tierra, a una gente, a una familia...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Mafalda, nada que perdonar, también yo estoy últimamente un poco liada y no dispongo del tiempo que me gustaría.
    Veo que has entendido perfectamente lo que quiero decir en el texto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Quizás vivir la vida sea un continuo huir hacia delante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Siempre me sorprende la facilidad con que entiendes y sintetizas lo que quiero decir.

    Un fuerte abrazo Tawaki.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails