lunes, 24 de mayo de 2010

POLVO DE MARIPOSA

“Entonces pensé que la tierra es bella por sí, que sólo la manchan los hombres con sus protestas, sus carnalidades y sus pasiones”.
                          Miguel Delibes “La sombra del ciprés es alargada”


Me gustaría cerrar los ojos, contar hasta diez y descubrir que todo alrededor se ha detenido al abrirlos. Que el ruido se ahoga por las calles desiertas, que las nubes frenan su huida hacia el infinito tras los pájaros, que los relojes detienen su tictac en mis oídos. Y que hasta la mariposa que me sigue ha quedado suspendida en el espacio …flotando …quieta, iluminada por el brillo del polvo inmóvil que cae de sus alas abiertas.

Caminar despacio entre la gente con cara de cera y ojos de cristal, y gritarles que ya me da igual, que no voy a saltar hacia la otra acera para evitar que me salpique la sangre, porque ahora soy yo la dueña de todos los cuchillos.

Correr entre los coches sin claxon, parados delante de los semáforos eternamente en rojo, y sacarle la lengua al conductor del autobús que no paró la última vez, patear los neumáticos y hacer burlas a todos los ocupantes de los coches rojos, y grises, y blancos.

Salir y entrar a mi antojo a través de las puertas de todos los corazones cerrados a cal y canto, y abrir las ventanas para que puedan escapar de cada decepción.

Hoy cerré los ojos, conté hasta diez, y al abrirlos todo seguía en movimiento. Pero una mariposa que flotaba inmóvil en el espacio dejó caer el polvo de sus alas sobre mis manos.


54 comentarios:

  1. Es hermoso soñar con polvo de mariposas. Es hermoso creer en bellas utopías. Aun así es hermoso perseguir nuestros sueños, siempre que al abrir los ojos ante la realidad, la decepción no haga mella en ti.
    No puedes gritar que todo da igual, porque no es cierto. Hay que seguir soñando utopias y con polvo de mariposas....
    Besos Elena me ha gustado cerrar los ojos contigo.

    ResponderEliminar
  2. Que sensibilidad, poder sentir esa delicadeza en medio del bullicio que nos rodea.... creo que yo núnca lo descubriré, pero al menos a traves tuyo, lo puedo percibir.
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. A veces Katy, no tengo ni que cerrar los ojos, es más, con ellos totalmente abiertos me voy..., ¿nos vamos?

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Sylvia, el bullicio es la realidad, pero se puede percibir de otra manera, al menos yo lo intento. A veces tengo suerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Amiga mía,¡cuántas veces quisiéramos que todo a nuestro alrededor quedara suspendido en el tiempo, como colgado en el aire!

    Espero que estés bien, querida amiga Elena.
    En este escrito detecto un mucho de melancolía, o eso me parece.

    Ah! Luego me pasaré a ver qué le han dicho a tu madre, o si no puedo te llamaré por la tarde.

    ResponderEliminar
  6. Soberbio texto. Eres genial Elena. Yo también quisiera cambiar las cosas con un abrir y cerrar de ojos pero... Ahora bien, hay algo que nadie podrá arrebatarme: mis sueños, y ese polvo de las alas de mariposa que cae sobre mis manos.
    Un lujo leerte.

    ResponderEliminar
  7. Evadirse, huir, de tanto agobio. Eso es lo que me gustaría hacer a cada instante, pero ya ves, prisionera del reloj y de las obligaciones, me quedo quieta. Tan sólo me permito - y cada vez me lo permito más - pequeñas huídas con mis viajes. Ellos son un bálsamo. Como cuando voy a Carteya :) El próximo fin de semana, este fin de semana, me voy a Trujillo y el parque nacional de Montfragüe, con mi grupo de fotografía. Después... después habrá otras huídas, hacia Holanda, a Melilla... Y en todas ellas encontraré mariposas. Y si no, ya haré yo que aparezcan :)

    Elena, un placer leerte, como ocurre con cada entrada tuya.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. No Adelaida, tranquila, estoy bien, con un poco de calor pero bien.

    La melancolía será obra del piano, jeje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ay ay ay, qué cosas me dices Mercedes, al final me lo voy a creer y eso es malo.
    Está bien soñar ...aunque sea durmiendo, jeje.

    El lujo es mío cada vez que me visitas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Mª Carmen, con tanto viaje yo me agobiaría aún más, creo que el viaje te evade físicamente sólo. Mi evasión es más... espiritual, digámoslo así. Me voy, quiero irme en medio de los coches.

    Si no encuentras mariposas por ahí, vente a Carteya.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. DOÑA ELENA

    Algo gordo te ha hecho alguien (divinidad o humano) para lanzarte a las calles con "todos los cuchillos" y saltando de aceras para que no salpique la sangre.

    Además, caminas con infernal ánimo de burlarte de los conductores de buses y de coches parados en el semáforo.

    Menos mal que el final es clásico tuyo : entrar a mi antojo a través de las puertas de todos los corazones cerrados a cal y canto, y abrir las ventanas para que puedan escapar de cada decepción.

    ResponderEliminar
  12. Alguien no sé, Tella, quizá yo misma permití que me salpicara la sangre.
    Ahora es difícil que ocurra aunque no imposible.

    Aunque ahora que lo pienso, y teniendo en mi poder todos los cuchillos, lo mismo me hago lanzadora de cuchillos, jeje.

    No sabes lo que me alegra verte por aquí, en serio.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Cada día sentimos esos impulsos y dan ganas de gritar ¡El mundo no deber ser así!.

    Pero entonces, cierras los ojos, y al abrirlos, te encuentras con tus sueños, con esas mariposas de mil colores que revolotean felices de flor en flor y con el aliento de las cosas bellas que alimentan los buenos pensamientos.

    Cerremos los ojos, Elena....

    Besos.
    Luis.

    ResponderEliminar
  14. Luis, seguro que tú no tienes problemas para ver esas mariposas por los andurriales que pateas.
    Apostaría que tú, si cierras los ojos, es para llenar el corazón en plena naturaleza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ¡Menos mal que tu música no ha callado!

    Un beso (blanco).

    ResponderEliminar
  16. Eso, lavelablanca, que no nos falte la música nunca.

    Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  17. ... yo también comparto los mismos miedos, también busco una cinta para atar el tiempo. También arrastro conmigo una cadena de sueños.

    Saludos guapa

    ResponderEliminar
  18. Preciosa la música de fondo...

    ResponderEliminar
  19. hola amiga. que sueños más bonitos poder realizar todo cuanto leo en tu entrada. Si esto fuese posible, cerraría yo lo ojos para abrirlo que arreglar algunas cosillas que el mundo no quiere arreglar, quizás porque a alguna gente no les interesa que se arregle.jajajaja
    Amiga, cada vez que vengo me llevo algo de tu saber pues siempre me transmites buenas sensaciones en las que agarrarme para escribir algo. Besos por tu encanto particular. kuidate que pronto nos veremos.

    ResponderEliminar
  20. El sueño al que le das vida a tu antojo y a la vez bello...es un gran sueño y seria para una no menos hermosa vida pero los sueños sueños siguen siendo y la vida cada dia es menos bella...que pena tu sueños serían maravillosos para vivir ahi esta como las mariposas...hermosas ...llenas de purpurina los vestidos y silenciosas .
    muy bonito tu relato te dejo un beso
    Marina

    ResponderEliminar
  21. Sonrisa, me temo que el tiempo es escurridizo, no se deja atar.

    Me gusta que te guste la música que pongo. Gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Ay si fuera así de fácil Silencio, ...cerrar los ojos y al abrirlos... todo cambia.

    Gracias por la generosidad de tus palabras.

    Nos veremos, un beso.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Marina, bellas tus palabras "como las mariposas...hermosas ...llenas de purpurina los vestidos y silenciosas."
    Bellas palabras de poeta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Que te sales cuñada...no voy a añadir nada porque no superaría las palabras que ya te han dedicado tus indiscutibles...
    Precioso, de verdad, este callejón....

    ResponderEliminar
  25. Gracias Ana, viniendo de ti, el halago es importante para mí.

    Que digo yo que podías añadir un besillo ¿no?

    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  26. Hola Elena!! Bellísimo texto amiga. Ese polvo de mariposa creó palabras maravillosas. Me gustaría ir contigo en ese recorrido y abrir corazones cerrados, abrir ventanas y sacarle la lengua al conductor del autobús que no paró la última vez. Me invitas amiga?
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  27. Por supuesto Gabriela. Cuando quieras quedamos y salimos a desahogarnos, y ya de paso a buscar mariposas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Elena:
    La paz viene goteando lentamente,
    goteando desde los velos de la mañana...
    Cuando iba a calentarme
    ha amanecido.
    Fuera no es mariposa lo que veo,
    sino oscuridad. Y dentro, una mujer
    con nostalgia, con vino, con acción,
    golpeando la puerta.

    Abrazos encendidos.

    Luis.

    ResponderEliminar
  29. Muassssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss....
    Cachisssss se me olvidóoooo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  30. Veo que tú también estás releyendo a Delibes. A mí me gustaría cerrar los ojos, porque acabo de volver de vacaciones y el panorama de la oficina no me atrae nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Elena hoy te siento más rebelde que otros días y mira que tienes buenos amigos para "desahogarte", je,je.

    Tú siempre tienes tu ventana abierta por donde sale aire fresco y puro, sigue así chiquilla, las decepciones mándalas a la otra acera.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Me gustaron tus palabras...
    Por suerte o por desgracia, cerremos o no los ojos, la vida continúa... Es imparable.

    Nosotros, mañana, podremos estar o no... pero la vida continúa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Luis, no sé si esa mujer que describes es buena o no tanto, pero seguro que tal como la pintas, me encanta.

    Como siempre un placer leer tus palabras en esta casa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Así me gusta Ana, qué menos ¡córcholis!

    ResponderEliminar
  35. Tawaki, si fuera tan fácil como cerrar los ojos, te aseguro que andábamos todos a topetazos por la vida.

    Tengo varias citas de Delibes, me parece genial.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Pasión, es que no me gusta dar la tabarra los amigos con mis desahogos.

    Las decepciones, haré lo que me dices.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Mar, la vida continúa, pero no me digas que no sería estupendo poder dar al pause y parar por un momento.

    Gracias por tu visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Elena...

    ainsss, que bonitoooo, yo voy a cerrar los ojos también y contar hasta diez, y con ver a esa mariposa ya tendré bastante... ¡eres grande paisana¡

    Besazos

    Posdata.- Saca los ahorrillos de Cajasur, plis, que se hunde el barco...

    ResponderEliminar
  39. Ciérralos Félix, y vente "pa Córdoba", verás qué fácil es.

    Los ahorros los tengo debajo del colchón, jeje, así que no te preocupes, jajajaja...

    Un besazo, paisano.

    ResponderEliminar
  40. Cerraré los ojos y pensaré en mariposas. ¡Que bonito cielo, que bonito! un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  41. Celebro que te haya gustado Silvia.

    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  42. Paren el mundo que me quiero bajar. Se podría definir así, bueno pues dime a donde nos vamos que aviso a la mujer para ir preparando las maletas, ¿o pasamos de ellas y nos vamos con lo puesto?. Eso sí, el marisco lo llevo yo. El gallego se impone en ciertas cosas. Me encanto hoy el post, aunque tengo que reconocer una cosa... bueno mejor no que igual me das un capón detrás de las orejas.



    Un beso... no dos besos guapetona que ayer cuando respondí a tu comentario en mi blog como dicen por estas latitudes "se me fue el baifo" y, por cierto muy bonita la foto en la que sales con Adelaida, vaya dos carteyanas guapas.

    ResponderEliminar
  43. Sí, mejor nos vamos con lo puesto, sin nada que nos recuerde el pasado.
    Joder, me has dejado intrigá, no sé qué has querido decir.

    A ver, dicen que en las fotos sale lo que se pone delante de la cámara, pero ese día como que la cámara se peleó conmigo.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  44. Magnifíco como siempre Elena!!
    Además acompañada del piano, me he pegado a tu ládo despacito para sentir lo mismo que tú.

    Tu prósa posee una belleza especial, me hace vibrar cuando la leo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  45. Gracias Maripaz, es un honor para mí sentirte aquí a mi lado, y si es con buena música, mejor que mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  46. Elegancia y sutileza destacaría en tu texto.
    Un último párrafo que nos hace volver a la realidad pero habrá que seguir soñando en ocasiones, ¿no, amiga?.
    Muchos besicos y qué guapa estabas en la foto del pregón de tu tierra.

    ResponderEliminar
  47. Justo lo has dicho: "Un último párrafo que nos hace volver a la realidad pero habrá que seguir soñando en ocasiones".

    Gracias Emibel, pero ¿con qué ojos me has mirado chiquilla?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. Vengo a darte las gracias por las hermosas palabras que me has dejado en la poesia de ALTA MAR...gracias Elena...
    te dejo mi cariño con un beso
    Marina

    ResponderEliminar
  49. No hay de qué Marina, es un placer leer tu poesía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. Las personas, si son como tú, embellecen la tierra.
    La cita del libro de Delibes está equivocada en su concepto.
    Hermoso blog que no conocía.

    ResponderEliminar
  51. Muchísimas gracias por el pedazo de piropo Dams.
    Es para mí un honor tu visita y que te haya gustado el blog.
    Las puertas de este callejón siempre estarán abiertas para ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. Hola:

    Soy Fernanda, administradora de un directorio, visité tu página http://elcallejondelaprisa.blogspot.com y está genial, me encantaría contar con tu página en mi sitio ......

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

    Exitos con tu blog.

    Un cordial saludo

    Fernanda Fernandez.
    maferfpor@hotmail.com

    ResponderEliminar
  53. Hola Fernanda.
    Te agradezco la invitación, pero he visitado tu blog y me ha parecido sólo de música.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  54. Que hariamos sin los sueños, con desear cambiar algo nuestras vidas, esos momentos que estamos en ellos nos sentimos bien, para que cuando abrimos los ojos el impacto no sea tan terrible porque nos queda una ligera esperanza que se puede lograr.
    con cariño
    mari

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails