lunes, 7 de julio de 2014

COMO VOSOTROS

                                                                                                      A mi tío Antonio
                                                                           que siempre estará en mi corazón.

Es extraño vivir con la sensación de que te haces adulto en un mundo muy distinto al de tu infancia. Que corres, saltas, ruedas por la misma tierra pero en otro mundo, más cercano a ti pero mucho más lejano en realidad. Empeñarse en vivir en el mismo paisaje, pero darte cuenta de que sus colores, aunque vívidos en tu memoria, se tornan sepia y emborronan las figuras que lo habitaban hasta hacerlas desaparecer. Y sientes en el interior de la piel esa brisa templada y suave que ralentiza todos tus movimientos, como si seguir andando hacia una meta invisible dejara de tener sentido, y giras tus ojos, tus manos y tus pies hacia aquel paisaje tan lleno de vida, tan habitado.

Ya no estás, ya no estáis. Ahora me quedo corriendo, saltando y rodando por otro mundo menos cálido, menos cómplice, más desnudo. Y quiero creer que mi paisaje, con todos sus colores primeros, se vuelve a habitar, poco a poco, con la cadencia de las hojas otoñales del nogal, en las entrañas de un cielo sin pasado ni futuro que nos espera. A todos.

Gracias. No nos vamos a olvidar de todo lo que nos enseñasteis, de que siempre hay alguien que nos da la mano, alguien a quien agarrarse y que nos haga sentir menos solos, alguien a quien amar y con quien tirarse al barro de esta vida efímera. Alguien como vosotros.


27 comentarios:

  1. Precioso homenaje a tu tio...Los sentimientos y esas manos que nos tienden con cariño nunca se olvidan Elena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no Laura, no se olvidan y se echan de menos.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Mi querida Elena así es, así ha sido y será. Ellos están en otro plano, pero están. No seríamos si ellos antes no hubieran sido. Todos los que nos antecedieron tuvieron su protagonismo y perduran en nuestro yo, en nuestro recuerdo. Hemos cambiado de paisaje, yo muchas más veces que tu y los protagonistas han sido efímeros por circunstancias que me han tocado. Algunas veces solo existentes a través de la memoria narrada y aún así están. Tu les has tenido, te han llevado de la mano, los has disfrutado y has compartido su cariño y es por eso que aún les extrañas más.
    Como bien dices esos son los momentos que te han quedado grabados en la memoria y esa huella permanecerá imborrable mientras estés.
    Bss y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quiero que la tristeza no me invada, ya he escrito mucho de soledades y ausencias, ahora empiezo a entender que los seres queridos que se marcharon siempre estarán muy presentes en mi vida, y recordarlos sólo me aportará alegría y la satisfacción de que han estado en mi mundo haciéndolo muy especial.

      Un beso Katy.

      Eliminar
  3. Siempre están en nuestro recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, y ésa es una manera de seguir viviendo.
      Un abrazo Mamuma.

      Eliminar
  4. Asi es Elena, aunque ya no están en nuestras vidas aun se sienten en nuestro interior recordando sus enseñanzas y su cariño hacia nosotros.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  5. Elena, una entrada muy emotiva con añoranza de tiempos pasados y los recuerdos presentes, vivos. Nunca nada se repite, incluso los paisajes cuando volvemos a ellos tienen otro aspecto distinto. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, nos hemos cruzado en el camino, vengo de tu casa ahora mismo.
      Nunca nada se repite en este mundo, quizá en otro...

      Un abrazo Felipe.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho la respuesta que has dado a Katy, porque he leído muchas veces aquí entradas llenas de melancolía, un sentimiento ambivalente pero que permanente no hace ningún bien. No podemos dejarnos invadir por la tristeza, eso nos llevaría a tratar de vivir una exitencia imposible y no vivir la nuestra plenamente. Pero olvida nunca. Eso es otra cosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dolor requiere tiempo. Y yo he desahogado el mío en este callejón.

      Olvidar nunca, pero recordar, mejor con una sonrisa. Ahora puedo.

      Un abrazo Dlt.

      Eliminar
    2. Cómo me alegra esta nueva actitud tuya, porque en ocasiones me he entristecido con tu melancolía, aun cuando la comprendía y la respetaba. Un muy cálido abrazo.

      Eliminar
  7. Está, están... en la brisa que acaricia tu rostro, en las manos que escriben tan bellas palabras. Nunca se irán sin leer algo mas...

    Un abrazo, Elena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están, y a veces más cerca de gente que se sienta a tu lado en el sofá.

      Un abrazo José Antonio.

      Eliminar
  8. Hoy es igual que ayer, pero qué diferentes son los días cuando nos remontamos unos años atrás. Unos se van y otros llegan; es ley de vida. Lo importante es tener siempre alguien con quien correr y saltar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cierto lo que dices.
      Un abrazo Tawaki.

      Eliminar
  9. Así es, y tenemos que recordarlos con alegría y con la certeza de que hemos sido inmensamente agraciados por haberlos tenido...
    Precioso homenaje a tu tío!

    Besos solidarios, querida Elena!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edurne.
      Un beso para ti.

      Eliminar
  10. Me gusta ver como recuerdas a tus seres queridos. Y me gusta ver esa añoranza llena de buenos momentos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta recordarlos porque ha sido mucho y bueno lo vivido a su lado.

      Un beso Rafaela.

      Eliminar
  11. Recuerdo haber escrito " Hoy es ayer con una arruga nueva" y esa es la vida.
    Aveces esa arruga es tan profuda que se clava en alma.
    Emotivo homenaje el que le haces a tu tio.

    Muchas gracias por entrar a mi blog y comentar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu frase.
      Un beso Chelo.

      Eliminar
  12. Precioso , sentido y emotivo homenaje el que haces a tu Tío . Aunque no podamos verlos ellos están , en otra dimensión pero están . La vida es un momento, un segundo , quiero decir esta vida pero yo siento y percibo que todo no se acaba aquí y que nada de lo que nos sucede es por casualidad. Volveremos a reír , a correr , a saltar a... junto a ellos , yo estoy segura.
    Me encanta como escribes , Elena . Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta pensar que aún no se acabó todo, que volveremos a encontrarnos.
      Gracias Charo.

      Eliminar
  13. Ley de la vida le dicen. Unos parten antes, otros después. Pero en esa larga lista de los que duele su partida, existen los que dejan huella, los trascendentales, los que siguen viviendo en nuestros recuerdos, en nuestra gratitud, en nuestro cariño. De ahí es que viene esa raza distinta a la que pertenecen los seres como tu tío, que se ganaron en vida el derecho de no perecer, porque siempre habitará en un corazón enorme y bueno (como el tuyo) donde (como ahora) sin irlo a buscar, en tu alma lo encuentras.
    ¡Un abrazo fraterno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Juan Carlos, mi tío Antonio fue (es) una figura muy importante en mi vida, desde pequeña, porque no sólo fue mi tío, también fue mi maestro en la escuela, me enseñó a amar esta lengua que nos une, a él le debo lo poco o mucho que sé de Gramática, de Ortografía y por supuesto de Literatura. Y encima fue una excelente persona, de ésas que se hacen querer por todos.

      Un abrazo Juan Carlos.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails