lunes, 4 de octubre de 2010

SOLEDAD

“Morir no es malo para el que muere, pensé; es tremendo para el que queda navegando por la estela que el otro trazó, desbrozando, soportando una vida larga, fofa, despojada del menor aliciente…”   Miguel Delibes   “La sombra del ciprés es alargada”


Al final la soledad es tan grande que no cabe en el hueco de mis manos y se derrama hasta los tobillos con la cadencia de una gota de sangre a punto de solidificarse. Se extiende por las baldosas inhóspitas dejando tras de sí un lastre de podredumbre y silencio. La soledad es la ausencia del eco de tu voz en mis oídos acostumbrados a tu risa, que se calla. Que se apaga. Te araña las entrañas y se instala entre el hueco de las costillas y el vacío que no ocupa nadie, ni siquiera la nada.

A pesar de los ruidos sólo escucho el silencio de los días escupidos por el tiempo en la calle, en la casa y en la cocina. Se cansaron las sábanas de esperar el calor de un cuerpo cansado, las paredes dejaron de proyectar la sombra también cansada de no existir, la alegría quedó huérfana y persigue triste unos pasos que se cansaron de caminar. Y yo cruzo los dedos por debajo de la mesa esperando que todo sea un sueño del que despertaré como si no pasase nada, aunque sí pase y me descubro cansada de no despertar, y con el corazón desencajado y arrítmico dando tumbos a destiempo.

Hoy ando recolocando tu recuerdo en mi tiempo, lo malo es que el tiempo ya se fue, y tú con él clavándome la soledad en la yugular.


31 comentarios:

  1. Gracias a todos por estar.
    Vuestro apoyo me sirve, me calma y me serena.

    Os abrazo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. Elena ¿Qué te ocurre?, te noto muy triste. Espero que tras tu precioso post no haya un problema serio, pero si es así quiero que sepas que estoy contigo aunque no te conozca personalmente.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Sí, Elena. La soledad araña las entrañas. Y deja un rastro muy duro y dificil de borrar.
    Al final la inmortalidad se reduce a que "otros" recuerden y lo lleven en su mente.

    Un séntido pésame.

    ResponderEliminar
  4. Veo que andamos todas tocasa...será el otoño..eso espero y deseo. Por lo mneos nos tenemos que ya es algo.
    Un beso primaveral que lleve a tu corzaón la esperanza

    ResponderEliminar
  5. Amiga Elena, no me gusta verte tan abatida, pero entiendo que necesitas vomitar tu mala digestión, y, la verdad, a mí me gusta tanto cómo escribes tus dolores.
    Un texto magnífico.
    Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Elena sin palabras te acompaño en esta soledad mientras dure, porque solo tu puedes llenarla de bellos pensamientos, y en el corazón vivará eternamente su recuerdo.
    Hay que dejar pasar irremisiblemente el tiempo...
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Un fuerte abrazo, Elena. Como ya te dije, lo siento de veras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. En esas palabras hay mucho, lo siento en el alma ese tipo de soledad que explicas, es la que no podemos darle solucion, si te sirve de consuelo en este momento, siempre estara contigo, no de la forma que estabas acostumbrada pero cerrando los ojos siempre acudira a tu presencia.
    Un besito
    Primavera

    ResponderEliminar
  9. Estimada Elena...

    Supongo que ese vacío no puede ser ocupado por ninguna palabra...

    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  10. Estimada Elena:
    En estas situaciones soy un poco parco de palabras para decir lo que siento.
    Me acabo de enterar de lo de tu padre, del que estoy seguro Dios tendrá en su Gloria, lo siento mucho, a la vez que le pido a Este mismo Dios que te de entereza y fuerzas para sobrellevarlo.
    Un abrazo,
    Pedro Pozuelo

    ResponderEliminar
  11. Lo siento mucho Elena en estos momentos es importante que sepas que para eso estan las amistades para sin decir nada sepas que estan a tu lado apoyandote en este duro momento.
    Siempre lo llevaras en tu corazon.
    con cariño
    mari

    ResponderEliminar
  12. Elena todo acabará cuando:

    Tu espigada soledad ansiosa
    con que tu cuerpo vive de sus sales
    cuando te desenfundes de la losa,

    cuando la puesta encienda sus vitrales
    y tu vivas de ser sólo una cosa:
    la transfiguración de sus rosales.

    Mi más sinceras condolencias.
    Recibe un abrazo enorme de tu amigo en tu soledad compartida.

    Luis.

    ResponderEliminar
  13. Mi más sentido pésame, aunque en estos casos las palabras carecen de valor y no pueden facilitar el calor que uno necesita.
    Reciba un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Nadie desaparece para siempre,porque los recuerdos,el cariño y nuestro corazón siempre lo mantendran vivo; lo mas duro es quedarnos solos con nuestros pensamientos rumiando el ansiado contacto de la persona que nos deja.Vaya para ti, mi mas sentido pésame y un abrazo

    ResponderEliminar
  15. siempre sera un honor regresar y contemplar tus palabras... ademas, sabes que sé que eres un encanto de persona. besos amiga. Se que en tu corazon tendrás siempre a ese gran hombre que ha pasado a ver la vida desde otra perspectiva. Dios lo guarde siempre.

    ResponderEliminar
  16. Elena, de ese pozo debes salir cueste lo que cueste, poco a poco, con las ausencias a cuestas, das impuso y miras fuera, a ese fuera del otoño en las hojas o la lluvia en la cara. Que te acompañen los recuerdos forman parte de ti con el dolor, pero quiérete tú mucho, mímate con los caprichos más absurdos, lleva las sombras a tu lado y piensa que no les gustaría verte así. No dudes en decirme lo que quieras, cuídate cariño, ánimos. Besitos, lo lamento.

    ResponderEliminar
  17. Creo que no nos han enseñado a enfrentarnos a la muerte, tampoco creo que nos hayan enseñado a encontrar las palabras de consuelo para las personas que se quedan y a las que quieres animar, aunque tampoco creo que las palabras "idóneas" existan.
    Me gustaría encontrar esas palabras. Hay que tirar para adelante, tienes que estar feliz de lo que has vivido con él, tú tienes toda toda una vida por delante y mucho que dar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Nunca he sabido que decir en estas situaciones, será porque a mí me gustaría eso, que no me dijesen nada, así que... UN BESO, sin más.

    ResponderEliminar
  19. En tú corazón siempre permanecerá..., permanecerá en el corazón de todas las personas que lo conocimos, y si es así..., será por algo, amiga Elena.

    No hay más que aceptar la realidad, conformarnos, resignarnos y, aunque esa pérdida nos duela, debemos de ser fuertes para hacer fuertes a todas esas personas que tenemos a nuestro alrededor.
    Tú lo vas a ser...

    Un beso muy fuerte. Dale otro a tú madre.

    ResponderEliminar
  20. M.ELENA He sentido mucho lo de Tu Padre,un beso para Ti y para tu Madre,En esta vida la Fuerza y la Voluntad Es La Que Nos Hace Seguir Adelante,Animo Guapa

    ResponderEliminar
  21. Leo tu post con la música que tienes de fondo.. aún impresionada y totalmente de acuerdo con la frase de Miguel Delibes.. sola, en una noche fria de Octubre, mes que me trae profundos sentimientos de tristeza... y, la verdad, es q si estuviese junto a tí, lo único que podría hacer después de leer esto es darte un fuerte abrazo y, de paso, recibir uno tuyo.

    Consolémonos pensando que todo tiene una razón de ser y que las cosas.. son cosas de la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Espero que te encuentres mucho mejor.
    Gracias por tus palabras en mi blog, se agradecen mucho.
    Primavera

    ResponderEliminar
  23. Hola Elena, a saudade é uma presença constante, em cada ser humano,do tempo que se foi, de alguém que partiu, e não volta nunca mais, de alguém que está ausente, ela está sempre presente.

    salude

    ResponderEliminar
  24. Querida Elena, ¿qué decirte? espero que encuentres consuelo y alivio en todos nosotros y en nuestras palabras. desde aquí te mando todo mi cariño, un fuerte abrazo y baules llenos de alegría, para que cuando lo creas conveniente, lo abras y te llenes de ella.
    Un millón de besos!!!

    ResponderEliminar
  25. Elena ya sabes que para lo que necesites cielo. Un beso muy, pero muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  26. Me he enterado.
    No puedo dejar de unirme a ti en momentos tan dolorosos.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  27. Claro que estamos; ¡siempre! porque si ya es duro seguir navegando sobre la estela a veces ésta nos golpea aún en la cara.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  28. Elena, leyendo tu texto podia palpar esa soledad tuya por la pérdida de un ser tan querido como es un padre. Es muy duro...se les quiere tanto!!
    He perdido a mi padre y a mi madre y aunque hace tiempo, mi corazón siente mas cada dia su ausencia. El paso del tiempo hace le dolor mas sereno, mas llevadero, si nó no podriamos aguantarlo.
    Un beso muy especial que sirva para calmar tu dolor

    ResponderEliminar
  29. Querida Elena. Las vidas de la carne nos tocan fibras que escapan a las demás vidas. Por ello, no es fácil respetar (o comprender) sus propias trayectorias. Pero seguro que recompones tu ser, aunque ya con soledad (que no se llena) y presencia (que no se ve).

    Un abrazo blanco.

    Ignacio

    ResponderEliminar
  30. Hola Elena gracias por tus palabras, solo hizo este relato por unirme en hacer algo especial sobre la convivencia, y que mejor manera de dos personas que necesitan de esa union, las dos salen beneficiadas.
    Espero que te encuentre mucho mejor.
    con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  31. Hola bello blogg, preciosas entradas, gracias por compartirlas, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buen día, besos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario

Related Posts with Thumbnails